Breaking News

Lo que encuentran los estudiantes haitianos en República Dominicana

                  

 Si bien la educación es la clave del milagro dominicano, también es una atracción que atrae a decenas de miles de estudiantes haitianos a la República Dominicana. ¿Cuál es el estado de la educación universitaria, la formación profesional y la investigación entre nuestros vecinos? Le Nouvelliste sigue visitando los activos del otro país que comparte la isla con Haití con Nesmy Manigat 

Le Nouvelliste: ¿Puede hablarnos de la oferta formativa universitaria en República Dominicana?

Nesmy Manigat: A diferencia de Haití, que todavía no cuenta con una ley de educación superior, el Parlamento dominicano aprobó la famosa ley 139-01 sobre educación superior, ciencia y tecnología desde 2001.

Recordarán que presenté el proyecto de ley de reforma y modernización de la educación superior en el parlamento haitiano en septiembre de 2014, llegando a solicitar el beneficio de la emergencia, nunca fue votado. Finalmente, un decreto adoptado este año reemplazó al del 16 de diciembre de 1960, que solo concernía a la Universidad Estatal de Haití.

Nuestros vecinos tienen alrededor de cuarenta Instituciones de Educación Superior, aunque en general 9 se citan regularmente entre las más importantes. La población dominicana con estudios universitarios fue estimada en 1.600.000 personas, por la Oficina Nacional de Estadística (ONE) en 2015, mientras que el número de estudiantes matriculados a esa fecha en estas instituciones era de 580.981.

El país, que tenía 110.000 estudiantes en 1994, tiene alrededor de 600.000 en la actualidad. El Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (MESCyT) en un informe difundido en 2018 señaló que el país contaba con 960 profesores universitarios con formación doctoral y cerca de 14.793 con maestría.

LN.: ¿Las instituciones son principalmente privadas o públicas?

NM: La principal universidad pública es la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) que oficialmente tenía 236,023 según las estadísticas públicas de 2015. En general, la UASD recibe al 40% de los estudiantes.

LN: ¿Son temas importantes la distribución territorial y la integración de las jóvenes?

NM: En cuanto a la distribución geográfica, hay una gran concentración de la fuerza laboral en la capital, Santo Domingo, sus áreas vecinas y la segunda ciudad Santiago, que representa más del 50%.

Por lo demás, siempre me han llamado la atención tres cifras: el 62,8% de los alumnos son mujeres y el 37,2% son hombres. El 43,6% pertenecen al grupo de edad entre 20 y 24 años y el 21,4% entre 25 y 29 años. Sin embargo, estas cifras no deben ocultar los desafíos que persisten en términos de equidad en la integración de las mujeres profesionales al mercado laboral, como en el resto de América Latina.

LN: ¿Podemos decir que el joven dominicano quiere un título universitario o una formación profesional a toda costa?

NM: En mi entrevista anterior, insistí en una mentalidad diferente a la de Haití. La sociedad dominicana tiene una visión más positiva de la formación profesional y los oficios. Las dos instituciones más reconocidas en el campo son el Instituto Tecnológico de Las Américas (ITLA) y el Instituto de Formación Técnica y Profesional (INFOTEP). Casi 30.000 estudiantes están matriculados allí. Pero yo diría que el número sigue siendo bajo.

Algunos de estos graduados también trabajan para el mercado haitiano. De hecho, muchas empresas haitianas con equipos menos sofisticados no pueden trabajar sin técnicos dominicanos para el servicio y mantenimiento.

LN: ¿Cuáles son los sectores más populares?

NM: A pesar de ser exportador de productos agrícolas, la necesidad de diversificar la fuerza laboral ha llevado a una gran parte de los jóvenes dominicanos a buscar capacitación en las ramas que son el motor de las necesidades sociales a satisfacer y también las que tienen atrajo 22 mil millones de dólares en Inversión Extranjera Directa entre 2010 y 2018.

Impulsados ​​por el Pacto Educativo, encontramos en primer lugar la educación al 18%, la contabilidad (10,2%) y la medicina (9%). Por lo demás, existe un interés creciente en las ciencias agrícolas, el turismo, la ingeniería industrial y la informática.

Todo esto muestra que República Dominicana es una economía en transición, porque contrariamente a la creencia popular, la subcontratación representa menos del 10% de la Inversión Extranjera Directa contra el 26,3% del comercio y la industria, el 18% del turismo. , 16,1% para minería y agregaré también los inmuebles que atrajeron 14,6%, por nombrar solo los más importantes.

LN: ¿Los graduados encuentran trabajo?

NM: No tengo encuestas recientes sobre la integración de todos los graduados. Pero, está claro que a diferencia de Haití, la educación técnica es una opción para los estudiantes que desean la opción de un curso corto y, al mismo tiempo, por la rápida oportunidad que ofrece el mercado laboral. .

El índice de empleabilidad de los participantes alcanza el 83,2%, según estudios realizados por el Instituto de Formación Técnica Profesional, Infotep ofrece más de 800 programas y cursos, de los cuales se incluyen 109 diplomas técnicos. Uno de los objetivos de estos programas es promover entre empleadores y trabajadores una formación que responda a sus necesidades y, por ello, la entidad realiza programas con diversas empresas.

Esta es la ambición de la nueva ley de formación técnica y profesional que presenté en el parlamento en 2014 y que finalmente fue votada en 2017 y promulgada en 2018. Pero todavía estamos muy lejos de los objetivos, en particular por falta de fondos

LN: ¿Existen centros de investigación de I + D?

NM: Hay varios centros de investigación en diversos campos apoyados por el sector privado, fundaciones privadas y el gobierno. El Ministerio de Educación Superior mencionó recientemente que de 2012 a 2018, gracias al “Fondo de Innovación, Ciencia y Tecnología”, apoyó 291 proyectos en los campos de biotecnología, ciencias básicas, nanociencias. , ingeniería, salud y biomedicina, entre otros, con una inversión aproximada de $ 50 millones.

Podemos remontarnos más, porque en los últimos 14 años, el Estado dominicano ha destinado casi $ 4 millones cada año al “Fondo Nacional de Innovación en el Desarrollo Científico y Tecnológico” que financia una serie de proyectos. dirigido a fortalecer el conocimiento que mejore las condiciones sociales de la población, o que fortalezca diversas actividades productivas en la industria y la agricultura.

LN: Hay una comunidad haitiana en escuelas, universidades y centros de formación profesional en República Dominicana, ¿cuántas personas hay?

Según datos acumulados de los ministerios de educación básica y el ministerio de educación superior, en 2011-2012 había 36.510 alumnos y estudiantes haitianos en la República Dominicana. En 2012-2013, el número aumentó a 44,310 y 2014-2015 a 55,178.

No tengo cifras para 2020, pero una estimación de 70.000 sería, incluso diría conservadora, dados los recientes acontecimientos políticos.

¿Sobre qué base está organizado? ¿Existen instituciones que orienten a la comunidad de estudiantes haitiana, la representen y defiendan sus intereses?

No es diferente a lo que se puede encontrar en otros lugares, en general cada universidad tiene su comité con un rector que representa al grupo ante las autoridades de la Universidad, las autoridades haitianas de la misión diplomática y las autoridades. Dominicano.

Además de sus propias agendas estudiantiles para organizar la recepción de los recién llegados, gestionar la vida estudiantil hasta las graduaciones, estos comités brindan apoyo para gestionar las dificultades de renovación de pasaportes, visas de estudiantes y permisos de residencia. Los escuchamos recientemente, lanzando señales de angustia, durante el cierre abrupto de las fronteras a causa del COVID-19.

LN: ¿Qué aprenden los haitianos en República Dominicana?

NM: No tengo estadísticas creíbles actualizadas sobre la distribución de estudiantes haitianos según las carreras elegidas. Sé que la medicina, la ingeniería mecánica, la ingeniería industrial, la administración, la hostelería y el turismo se encuentran entre las más populares.

LN: ¿Cuál es el presupuesto para matrículas escolares, alquileres, gastos varios?

NM: Fui padrino de unas promociones de egresados ​​y si no me falla la memoria, para vivir en República Dominicana, con estatus de estudiante, entre renta, comida y transporte en un barrio muy, muy modesto, necesitas menos $ 500 mensuales de alquiler, comida, transporte (sin entretenimiento, internet, sin enfermar). Hay que sumar el costo de la matrícula entre la universidad más barata y la más cara, dependiendo de la cantidad de créditos, varía entre 250 dólares y 1000 dólares según la sesión. Esto requerirá una investigación posterior al COVID-19.

Fuente Externa



No hay comentarios