Breaking News

Caída del turismo en los principales destinos de América Latina

                           

El coronavirus SARS-CoV-2 ha supuesto un duro golpe para el turismo mundial. Por varios meses inmovilizó el sector de manera parcial o total y obligó a suspender todas las actividades relacionadas a la industria del ocio, así como los desplazamientos en busca de descanso y aventura. 

La parálisis del sector causa pérdidas millonarias. De acuerdo a la Organización Mundial del turismo (OMT) “a finales de mayo, se habían perdido ingresos por valor de US$320,000 millones a causa de la pandemia, tres veces más que los ingresos perdidos en la crisis económica global de 2009”. 

El sector turístico mundial puede perder entre US$1.2 y US$3.3 billones producto de la pandemia, según las estimaciones de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD). 

Los países de América Latina más afectados serán los que su producto interno bruto tiene mayor dependencia de las actividades turísticas. En ese contexto, la UNCTAD tiene los peores pronósticos para República Dominicana, Ecuador, México, Colombia y Argentina. 

República Dominicana cerró sus fronteras internacionales y las actividades turísticas el 19 de marzo, reabriendo 102 días después (1 de julio). 

Entre enero y junio la llegada de turistas cayó en un 61% en relación a igual período de 2019. Pasó de 3,575,298 llegadas de turistas a sólo 1,394,091 en 2020. 

La vicepresidenta administrativa del Grupo Punta Cana, Francesca Rainieri, lamentó que a nivel internacional, los países no han unificado esfuerzos para hacerle frente a la pandemia. 

“Es muy triste que, como turismo global, no hemos llegado a una alianza para salir (de la crisis) de forma conjunta. Si todos hubiésemos unido fuerzas ya tendríamos una nueva normalidad, porque el covid-19 va a ser parte de nuestra realidad”, dijo. 

El Barómetro OMT del turismo mundial indica que el confinamiento impuesto por los países para hacer frente a la pandemia redujo, solo en mayo, el número de turistas internacionales en un 98% en comparación con 2019. 

México 

Otro país de la región que experimentó un fuerte desplome en el turismo internacional producto del covid-19 es México. De acuerdo a los datos del gobierno mexicano, en el primer semestre al país azteca entraron 13 millones de turistas internacionales, una disminución del 41.2% en relación con igual período del 2019. 

El colapso en el turismo significó una baja en los ingresos por divisas del 51.5% en comparación con igual fecha del pasado año, registrando en el primer semestre entradas por US$5,786 millones. 

El informe presentado por el secretario de Turismo del Gobierno de México, Miguel Torruco Marqués, indica que “entre enero a junio de 2020 el Producto Interno Bruto disminuyó 10.5%, comparado con 2019, mientras que las actividades primarias aumentaron 0.3%; las secundarias cayeron 14.7%; y las terciarias, donde se incluye al sector turístico, disminuyeron 8.4%”. 

Ecuador 

La situación de pérdidas y bajas en la economía no es distinta en Ecuador. Aunque no hay una cifra exacta de la llegada de turistas en el primer semestre del 2020, el Banco Central de Ecuador resalta una disminución interanual de 14.8% en la llegada de extranjeros al país. 

De acuerdo al informe el servicio de alojamiento decreció en 4.9% respecto al primer trimestre de 2019. 

Según las cifras del Banco Central de Ecuador, las actividades turísticas representan el 2.24% del PIB de ese país. Las actividades de la industria turística en 2019, dejaron ingresos de US$2,287,5 millones. 

Por la suspensión de las actividades turísticas el gobierno de Ecuador tendría pérdidas de hasta US$400 millones mensuales, de acuerdo a una publicación del periódico El Comercio. 

Ecuador cerró sus fronteras para frenar el covid-19 reabriendo el 1 de junio. Tras 70 días de confinamiento, el Gobierno ecuatoriano estimó pérdidas de alrededor de US$16,000 millones debido a la paralización del 70% de los sectores productivos, sostiene una publicación del diario El Mundo. 

Colombia 

Conforme a las cifras preliminares del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (Mincit) colombiano, entre enero y junio de 2020 llegaron al país cerca de 1,044,833 visitantes no residentes, una baja del 52.9% en relación a igual fecha del 2019, cuando llegaron 2,216,043 pasajeros. 

Según el Mincit, la caída del tráfico aéreo fue de 54.7% , de 19,140,116 vuelos regulares. En el período mencionado de 2020 llegaron 8,672,238 vuelos. 

Las pérdidas por alojamiento y servicios de comida tuvieron una caída de 38.2% frente al mismo período del año anterior. El país calcula pérdidas económicas de entre 0.5% y 6.1% de su PIB nacional. 

Argentina 

El quinto país que la UNCTAD pronosticó que tendrá grandes pérdidas por el cierre del turismo es Argentina. De acuerdo al Ministerio de Turismo y Deporte de la nación suramericana, entre enero y junio de 2020 se registraron 2 millones de turistas, una caída del 45.1% respecto a igual período de 2019, cuando la cifra sobrepasaba los 3.7 millones. 

Un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) destaca que desde 2012, la economía argentina muestra signos de agotamiento que se reflejaron en un estancamiento del nivel de actividad, por lo que la pandemia agrava la situación de pobreza y pobreza extrema. 

No solo Argentina se verá azotada por un aumento de la pobreza. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) destaca que la pandemia tiene un impacto en los mercados de trabajo de América Latina y el Caribe y “ya registra un fuerte aumento de la tasa de desocupación que deja sin empleo y sin ingresos a millones de personas, lo cual causará un aumento de la desigualdad y la pobreza en la región”. 

Un informe del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag) estima que el PIB argentino podría caer un 5.6% y que se podría perder 558 mil empleos. “La masa de ingresos salariales podría reducirse hasta -5,1%, mientras que la masa de beneficios empresariales caería hasta -4% ”, destaca. 

Chile 

En el primer semestre de 2020 los chilenos recibieron 1,079,858 turistas, una reducción del 56.8% en comparación con igual fecha de 2019, donde la cifra ascendía a 2,501,058. 

La directora del Servicio Nacional de Turismo (Sernatur) Andrea Wolleter declaró a Travel Latam que en 2019 las actividades turísticas aportaron US$8.990 millones a los ingresos de ese país. “De este total, US$6.069 millones corresponden a turismo interno y US$2.921 millones, a turismo receptivo”, dijo. 

Brasil 

Brasil es uno de los países de la región con más cantidad de casos de covid-19. Al momento de esta edición, cuenta con 3,77,945 casos confirmados y unos 706,707 casos activos. 

La ONU destaca que “entre enero y abril de 2020, la llegada de turistas internacionales disminuyó en un 44%, lo que se tradujo en pérdidas de aproximadamente US$295,000 millones en ingresos”. 

Una publicación de la DW indica que la tasa de desempleo en el país sudamericano subió 13.3% y que se han perdido 8.9 millones de empleos producto de la pandemia. 

La publicación recalca que la pérdida de empleos representa un aumento del 1.1% enero-marzo (12,2%), “y es la tasa más alta desde el de marzo-mayo de 2017, cuando también fue del 13.3%, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE)”. 

Cuba 

Los datos disponibles sobre la llegada de turistas en Cuba resaltan que entre enero y abril, al país arribaron 903,185, un 51% menos que en igual período de 2019, cuando arribaron 1,928,561 visitantes. 

La Celag señala que Cuba, al igual que Uruguay y República Dominicana, son los países que reciben más turistas por habitante. “En estos países pequeños, especializados en el sector turismo, el problema es más grande en términos relativos”, dice. 

El Real Instituto Elcano estima que la caída de este ingreso por el cierre del turismo en Cuba rondaría los €1,800 millones. Además, experimenta un descenso de €917 millones en las remesas de cubano-americanos, debido al incremento del desempleo en Estados Unidos. 

Un artículo del diario El País, de España, indica que la prohibición de los cruceros y de los viajes de los norteamericanos provocaron una caída del 15% de las visitas en 2019. Pero la crisis del coronavirus ha supuesto un golpe demoledor. 

Uruguay 

Los datos del Ministerio de Turismo uruguayo solo se encuentran disponibles hasta marzo, cuando los países comenzaron a cerrar sus fronteras producto del covid-19. Pese a eso, registran una baja en la llegadas de turistas. 

En el primer trimestre la caída fue de un 8.3% en relación a igual período de 2019. Pasó de recibir 1,092,015 visitantes a recibir unos 1,000,908 turistas. 

El Instituto de Estadística de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración sostiene que en 2019 las actividades turísticas aportaron US$1,800,000 en divisas y 118,340 puestos de trabajo, el 6.65% del total de puestos de trabajo del Uruguay. 

Cada uno de estos países han adoptado medidas para mitigar los efectos económicos y sociales que ha arrastrado la pandemia y para tratar de ayudar al sector turístico en una pronta recuperación. 

No hay comentarios