Breaking News

Todo empieza en el uso de suelo


El 2020 será, según el decreto emitido por el presidente dominicano, el Año de la Consolidación de la Seguridad Alimentaria. Tiene consonancia con el Año Internacional de la Sanidad Vegetal, que promueven las Naciones Unidas y los movimientos para preservar los ecosistemas vegetales y marinos.

Mañana miércoles se reunirá el ministro de agricultura con los avicultores mocanos afectados por un brote que parece ser de gripe aviar. Tratarán de parar el problema a tiempo, dada la importancia de esta industria en la dieta dominicana. Y aunque se cuentan por miles las aves muertas, parece que estamos a tiempo de evitar el desabastecimiento.

Pero hay en este tema otras aristas relacionadas a las que no se les ha prestado la atención necesaria. Por el problema grave de falta de planeamiento urbano que padecen ciudades y pueblos, se están destinando a uso residencial grandes extensiones de la mejor tierra para cultivo. Si aspiramos a la seguridad alimentaria y de autosuficiencia, incluso a ser el granero del Caribe y exportar o suplir los alimentos de más de seis millones de visitantes... sacrificar la tierra más fértil importa.

Ha sido en Moca precisamente donde más se ha denunciado este problema.

La falta de planificación en unos casos, de cumplimiento de los planes de ordenamiento urbano en otros crea problemas no solo de tránsito o de servicios. Ni todos los espacios tienen vocación turística, ni todos son potenciales extensiones de ciudades. Ni remotamente se pueden desperdiciar miles de tareas de tierra fértil, la más fértil, para construir.

Los retos pendientes de Puerto Plata para consolidar su industria turística

El 2019 terminó y aún Puerto Plata continúa con varios asuntos pendientes, vitales para mantener el ritmo de desarrollo que le permita seguir siendo un destino turístico atractivo para nacionales y extranjeros.

Con temas como el vertedero, mercado municipal y ordenamiento del centro histórico, sin solución, el 2020 sigue su curso con la espera de soluciones.

A pesar de las múltiples reuniones e iniciativas aún no se observa una solución real y definitiva para el drama que representa el vertedero a cielo abierto en la comunidad de Maggiolo, en la misma entrada principal de la ciudad, un “dolor de cabeza” que por más de dos décadas ha trabado el desarrollo turístico de la región.

Luego del fallido anuncio de instalación de un “relleno sanitario seco”, justo frente al pujante complejo turístico de Cofresí y en clara violación de lo que dispone la ley de medio ambiente el cabildo y los asesores del programa Dominicana Limpia parece haber entrado en un limbo, en que ni siquiera se sabe si el dinero avanzado para la compra de los terrenos fue devuelto o no.

El mercado municipal, concebido desde su construcción como un atractivo de la zona, sigue siendo un arrabal indigno de un destino turístico sin que haya merecido ni siquiera un esfuerzo de limpieza y orden por parte de las autoridades que cumplen 14 años al frente del cabildo y en busca de un nuevo periodo de 4 años.

El ordenamiento del tránsito y organización del Centro Histórico es otro de los temas que la municipalidad se niega a asumir, según Listín Diario.




No hay comentarios