Breaking News

Morales y MAS eligen el 19 de enero candidatos presidenciales


Evo Morales anuncia que el 19 de enero se reunirá con líderes del Movimiento al Socialismo (MAS) para elegir a sus candidatos para las elecciones de Bolivia. 

“El 19 de enero de 2020, en Buenos Aires [la capital argentina], vamos a llevar adelante un encuentro con los dirigentes del MAS-IPSP de los nueve departamentos y de sectores sociales, especialmente del Pacto de Unidad, para elegir a nuestros candidatos a la Presidencia y a la Vicepresidencia”, dijo ayer domingo el depuesto presidente boliviano, Evo Morales, a través de su cuenta de Twitter, precisando que, aunque el candidato todavía no está aprobado, el MAS está primero en todas las encuestas. 
Dirigentes de MAS elegirán candidato para presidenciales bolivianas

Pese a las persecuciones de sus simpatizantes por el gobierno de facto —escribe Morales—, se han celebrado varios debates con los grupos políticos bolivianos para coordinar las próximas elecciones generales y tener un plan ‘b’ por si sucede algo como el golpe de Estado. 
Áñez promulga ley para elecciones generales en Bolivia

El MAS, el partido que encabeza, nunca cometió fraude electoral —afirma Morales—, e insiste en que su Gobierno ha sido víctima de un golpe de Estado. “Usaron el término fraude para un golpe”, explica. 

El líder indígena denunció, asimismo, que el gobierno de facto de Bolivia pretende proscribir al MAS como fuerza política y tal medida significa que más del 50 por ciento de la población no participará en las elecciones. El Movimiento al Socialismo “es un partido que ha hecho historia”, precisa. 

El mandato constitucional del Gobierno del mandatario, Evo Morales, y de toda la Asamblea Legislativa Plurinacional termina el 22 de enero, lo que significa que la autoproclamada presidenta de Bolivia Jeanine Áñez, que justificó su ascenso al gobierno aduciendo que ella era vicepresidenta segunda del Senado, también termina ese día. 

Morales, el primer presidente indígena de Bolivia desde 2006, renunció a su cargo el pasado 10 de noviembre para “preservar la paz en su país” debido a una arremetida golpista de la oposición que desconoció su elección en los comicios del 20 de octubre. Actualmente cuenta con estatus de refugiado en Argentina. 

El exmandatario boliviano, como jefe de campaña electoral de su partido, hace política desde Argentina y asegura que el MAS ganará las próximas elecciones presidenciales que se celebrarán en abril o mayo de 2020.

No hay comentarios