Breaking News

Autoridades cierran centros de prostitución en Puerto Plata



Autoridades judiciales, policiales y de seguridad turística cerraron ayer 11 centros de diversión vinculados a la trata de mujeres, como parte de un operativo con el que se pretende reducir la prostitución en este polo turístico de la Costa Norte.

Entre los centros clausurados, que están ubicados en el sector El Batey, se citan Diamond Club Lounge, Club X, Merengue Bar, Bourbon Street, Club 59, Platinum Disco Bar, Sosúa Light 2012 Bar, Blue Ice Piano Bar, Chez Mon Real, BBQ Grill Sport Centro y Bar Central.

Esos establecimientos están ubicados en la calle Pedro Clisante, donde en horas de la noche y la madrugada decenas de jóvenes de esta provincia y otros pueblos del Cibao ofrecen sus servicios a los turistas que se hospedan en hoteles de Sosúa y Cabarete.

En los allanamientos también se buscaban menores de edad que fueran explotadas por proxenetas, además armas de fuego y sustancias controladas.

Esta batida contra esos negocios fue encabezada por el procurador fiscal del departamento judicial de Puerto Plata, Osvaldo Bonilla Hiraldo, quien estuvo acompañado por un contingente de agentes adscritos a la Dirección Regional de la Policía Nacional y también de miembros del Cuerpo Especializado en Seguridad Turística (Cestur).

La acción además se llevó a cabo en coordinación con las autoridades del ayuntamiento de este municipio, cuya titular, Ilana Neumann, forma parte de las entidades sociales, comunitarias, religiosas y deportivas que abogan para que vuelva el turismo de familia a Sosúa.

Estas acciones forman parte del Plan “Rescatemos Nuestro Paraíso” puesto en marcha por el Comité Pro-Activo de Sosúa y el Consejo Económico y Social de este municipio, integrado por el ayuntamiento, la Procuraduría General de la República, el Concejo de Regidores, empresarios, representantes de iglesias, la sociedad civil, organismos castrenses, la Policía Nacional, Cestur y la Base Aérea de Puerto Plata.

Notificación. El fiscal Bonilla Hidalgo afirmó que a los propietarios de esos negocios clausurados se les envió en agosto pasado una ordenanza del Concejo de Regidores del cabildo, en la que se establece la normativa de uso de suelo para el ordenamiento territorial turístico en el ámbito municipal, la cual fue incumplida en todas sus partes por estos. 

Durante un encuentro que encabezó en septiembre último esta comunidad con el procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, acompañado de la alcaldesa Neumann y de los comerciantes de la calle Pedro Clisante, fue reiterada la disposición de traslado previo al vencimiento del plazo de un año que se otorgó a estos últimos para que procedieran al traslado otro lugar de sus establecimientos de diversión.

Propietarios rechazan. Este cierre ha provocado el rechazo de los propietarios, quienes al pedir reservas de sus nombres acusaran a la alcaldesa Neumann de “jugar sucio” ya que se había acordado enviarle una notificación antes de que se produjera esta medida.

Empleados de estos negocios se quejaron de la forma atropellante en que fueron desalojados, inclusive en presencia de turistas extranjeros.

La iniciativa

Con el cierre de esos negocios se da cumplimiento a las iniciativas que han puesto en práctica diversas entidades de la sociedad civil, para que se recupere el turismo familiar que en los años 60, 70 y 80 caracterizó a esta comunidad.
Propietarios se quejan

Los dueños de esos establecimientos se quejaron de la forma en que se realizó el desalojo y denunciaron que la alcaldesa Neumann obvió un acuerdo mediante el cual se les avisaría del operativo.



No hay comentarios