Breaking News

Una crisis en el PLD que se expande a la JCE


Las primarias con padrón semiabierto del Partido de la Liberación Dominicana han resulta conflictivas, muy especialmente luego de las denuncias del doctor Leonel Fernández, de que la Junta Central Electoral tuvo un comportamiento inadecuado. 

De acuerdo con el doctor Fernández, su precandidatura ganó el proceso interno del PLD, y eso estuvo claro desde el inicio del conteo de los votos automatizados. Pero según el ex presidente de la República, la JCE estableció en su sistema de escrutinio de votos “un mecanismo de control de la información”, para que sus votos quedaran por debajo del que finalmente ha resultado con ventajas, es decir el señor Gonzalo Castillo. 

La acusación del doctor Fernández es muy grave. Ha dicho que este lunes los técnicos a su servicio ofrecerán información sobre cómo se hizo el cambio de ganador en las primarias del PLD. Dijo que a partir del 88 por ciento del escrutinio de votos, a las 5:43 minutos de la tarde de este domingo, se inició el cambio para perjudicar su candidatura. 

Para el doctor Fernández en las primeras “se ha adulterado el resultado de la voluntad Popular”. 

Lo que Leonel Fernández ha denunciado es algo que debía ser respondido de inmediato por la Junta Central Electoral. 

Unos minutos después de la denuncia, el presidente de la JCE, Julio César Castaños Guzmán, compareció junto a los demás miembros del Pleno, diciendo que aún no ha sido declarado un ganador de las primarias, y que la JCE tiene un período de 5 días para revisar y emitir el cómputo final. Declaró que la auditoría física del sistema de voto automatizado se hizo y dio positivo, y que el resultado del proceso evidencia que el voto automatizado ha salido bien. Y que apenas faltaban al momento de sus palabras 60 mesas por ser computarizadas, para tener el 100 por ciento de las votaciones. 

Gonzalo Castillo, el contendiente del doctor Fernández ha pronunciado este mismo domingo en la noche un discurso felicitando a los peledeistas y a los ciudadanos que participaron en las primarias, felicitando a sus competidores y en particular a Leonel Fernández, y diciendo que el ha llegado a la política para unir y no para desunir. Digamos que sus palabras han sido conciliadores y de tender puentes. 

Leonel Fernández y sus seguidores están indignados. Esta crisis del PLD tiene ribetes de extenderse y afectar la credibilidad de la JCE. También podría afectar la unidad del PLD. Y si se mira con más alcance, esta crisis abre las puertas para que oposición aproveche este cuadro de quiebra y se cuele en un proceso electoral bien observado y manejado con pulcritud. 

Por lo pronto, en el Partido Revolucionario Moderno no hay diferencias sobre los resultados de las primarias. Luis Abinader ha alcanzado algo más del 70 por ciento de los votos de los perremeistas, mientras que Hipólito Mejía tiene algo cercano al 22 por ciento. 

En la otra parte del proceso todo parece estar en orden, a primera vista. Los ganadores de candidaturas a senadores, diputados, alcaldías y regidores tendrán la oportunidad de celebrar y prepararse para la contienda electoral del 2020. 

Lo que no tiene salida en este momento, pese a la respuesta de la JCE, es la denuncia del doctor Fernández, que dice haber ganado las primarias y que sus compañeros de partido le hicieron fraude con el apoyo de la JCE. Esperemos este lunes las pruebas que presentarán los técnicos del doctor Fernández. Luego de eso, los organismos estatales responsables de dirimir estos conflictos son la propia JCE y el Tribunal Superior Electoral. Y en otro sentido los organismos de dirección del PLD, como son el Comité Político y el Comité Central. 

Necesitarán mucha paciencia y cordura para ponerse de acuerdo. Algo que aún está muy lejos de conseguirse. 

No hay comentarios