Breaking News

Las primarias pasadas: estocadas mortal a Leonel Fernández?

Acaban de finalizar las primarias, y a pesar de lo que diga la Junta Central Electoral no todo fue tan suave como lo quiere hacer creer el oficialismo. Danilo Medina salió en defensa de la limpieza del proceso y afirmó que ´´la compra de votos es una cosa del pasado´´. 

Ninguno de los videos que circulan tanto por televisión como por las redes sociales en los que se ve abiertamente a individuos repartiendo dinero para comprar votos lo convencería de la falsedad de su afirmación porque él, como todo el que se monta en el poder, intenta crear una realidad hecha únicamente de palabras. 


Leonel Fernández, producto de una coyuntura, la de su acuerdo con Balaguer, que lo lanzó a la arena política, se enfrenta a la primera gran batalla política de su vida: la de probar, según él, que fue víctima de un fraude orquestado desde el gobierno. La apretada diferencia entre él y Gonzalo Castillo, el astronómico gasto del gobierno para la promoción de su candidato y la inequidad en publicidad son razones suficientes para tener suspicacia. 


El karma, la ley de acción y reacción, le ha tocado a Leonel Fernández. Quien una vez utilizó todo el poder del estado a su antojo, es ahora una víctima de ese mismo poder aplastante en manos de un contrincante, Danilo Medina, que utilizará todas las artimañas en sus manos para pulverizar a su adversario. Porque quien ha triunfado en estas elecciones es Danilo Medina, quien, como un prestidigitador, moverá secretamente los hilos del poder para gobernar detrás del trono si es que Gonzalo Castillo llega a la presidencia. 


Lo que se verá en los próximos días es el clásico pataleo después de la emisión de los resultados, las vociferaciones iracundas de los seguidores de Leonel y una resistencia de la Junta Central Electoral para no dar marcha atrás. 


Lo que le espera a Leonel es probablemente un ejercicio en futilidad, porque nada permite abrigar la idea de que el gobierno desconocerá los resultados que dan ganador a Gonzalo Castillo. 

El propósito de Danilo es pulverizar a Leonel, lo que, en gran parte ya ha logrado.
La reacción del presidente de la Junta Central Electoral, Julio Cesar Castaños es, en gran medida, predecible. ¿Quién olvida aquel exabrupto iracundo de este señor de declarada afición danilista cuando en las elecciones pasadas con manos crispadas y ojos lanzando llamas declaró ´´ungido´´ por el pueblo a Danilo Medina en respuesta a quienes pedían una anulación de los resultados de las elecciones? ¿Qué hace pensar que ahora no lo defenderá con uñas y dientes? 


No se sabe a ciencia cierta qué sucederá en los próximos días, pero pensar que se producirá una unidad de los dos bandos en pugna dentro del PLD es inimaginable, ya que Leonel sabe que el propósito solapado de Danilo Medina es, para utilizar la jerga del crimen organizado, ´´poner un contrato´´ sobre su cabeza, es decir, neutralizar para siempre su influencia dentro de las filas del PLD. 


´´Ganó Gonzalo´´, escuché decir a una mujer en un barrio la noche del pasado seis de octubre cuando todavía, después de supuestamente haber terminado las primarias, había gente votando en algunas mesas en ciertas provincias. Al escuchar a esta mujer pude constatar el poder hipnótico que los slogans tienen en las masas incautas. Recordé también la afirmación de Hitler quien dijo en cierta ocasión que las masas son, esencialmente, femeninas, es decir fácilmente seducidas por el espectáculo y la mentira. 


En este proceso no ha habido ninguna sangre nueva. Lo que ha habido, políticamente hablando, es un reciclaje, una transfusión de sangre: la de Danilo a Gonzalo, quien, de llegar a la presidencia, con toda seguridad replicará el virus del danilismo en todas sus ejecutorias. 



Por: Felipe Kemp

No hay comentarios