Breaking News

Santiago sabe para dónde va



De todas las provincias del país, Santiago es la única que se desarrolla en base a planes estratégicos decenales, consensuados entre sus sectores más representativos. 

Ahora tiene la mirada en el horizonte del 2030, año en el cual espera contar con el Merca- Cibao, una gigantesca central de abastecimientos; un centro regional de negocios (Cibao trade center) y la recuperación urbano-ambiental, tras el saneamiento del río Yaque del Norte. 

También se contempla la reordenación del sistema de tránsito y de movilidad urbana, y la definición de una especie de cinturón de crecimiento urbano limitado por la avenida Circunvalación, para evitar el desmedido y desordenado crecimiento urbano que se registra en otras ciudades del país, como la capital, que es un caos. 

Lo importante de los planes estratégicos que Santiago viene diseñando y ejecutando desde hace varias décadas es que unifican a sus ciudadanos en un mismo punto de enfoque y de compromisos. 

Es decir, no dependen de la voluntad de un gobierno ni de los caprichos de autoridades locales. La prioridad la asignan los santiagueros en base a sus aspiraciones de desarrollo. 

Sí se requiere, por supuesto, del apoyo presupuestal del Estado y del gobierno municipal para el logro de los objetivos, ya que muchos de ellos se conciben como fruto de alianzas público-privadas, donde ambos sectores aportan financiamientos. 

Una de las debilidades del desarrollo nacional es que la mayoría de las provincias del país carecen de planes estratégicos, como Santiago, o les falta voluntad y confianza para apostar a su futuro sin necesidad de esperar que esa sea una tarea de los gobiernos. 

Las provincias deberían tomar el ejemplo de Santiago, definiendo sus propias prioridades. 

Ya hemos dado algunos pasos de avance con los presupuestos participativos, acordados entre los cabildos y la comunidad, pero todavía falta más.


No hay comentarios