Breaking News

¡No a las dádivas!



Aunque muchos podemos tener computadoras, laptop y teléfonos inteligentes, a veces, los inteligentes son los teléfonos y nosotros necesitamos de alguna asistencia o entrenamiento para entender, asimilas o comprender algunas cosas. 

¿Usted sabe, conoce, comprende el valor que tiene su voto? ¿Entiende usted que su voto puede resultar decisivo para elegir al presidente de la República, o a cualquier legislador, Alcalde o regidor? 

¿No lo entiende my bien? ¿Es que si le llevo 400 pesos de regalo para que vote por mi y 400 más a la esposa y 400 más a uno de sus hijos, ustedes han recibido 1,200 pesos y eso les hará olvidar cuál burundanga, mi mal comportamiento social y ustedes no tendrán razón alguna para quejarse cuando yo me robe los dineros del pueblo o realice alguna acción contra la ley. 

Es más, no podrán quejarse. No tendrán razón por nada. Yo les compré el voto. 

Más aún. ¿Cuántas veces usted ha visto a esos que hoy se presentan con cara de ángel caminar por las calles de su barriada en otras ocasiones? ¿Se ha preguntado por qué lo hacen ahora? ¡Lo consideran pendejo, tonto, bobo, fácil de engañar como lo han hecho otras veces! 

La primera semana de Octubre se realizarán las llamadas primarias en diferentes partidos “del sistema”. Su voto es de vital importancia para elegir los candidatos a la presidencia, senador, diputados, alcaldes, director de Junta Distrital y regidores. Por esos partidos. 

Observe con sobrada atención quienes van a su casa y conversan con usted y su familia. Favor recordar si han ido antes por allá. Si había votado por ellos y no cumplieron las promesas hechas. 

Aprenda a valorar y a conocer “al cojo sentado y al tuerto durmiendo” conforme al decir del profesor Bosch. 

Nos regalan una funda de pan, siete plátanos, dos hojas de zinc, cuatro tablas o estantes de madera, tres libras de arroz, seis pica pica, un mosquitero…un biberón y un “bobo con miel de abejas”. 

No culpemos tanto a quienes toman un par de pesos, el picapollo y la chata de ron para votar por algún candidato. Culpémonos a nosotros mismos que no sacamos el tiempo para ayudar a nuestros familiares en lo que ellos no entienden ni comprenden. 

Los partidos deben emplearse a fondo en la educación ciudadana referente al ejercicio y el valor del voto. 

Echemos a un lado los miedos que nos han atado por tanto tiempo y actuemos con honda responsabilidad ante el futuro que nos espera. 

Las venideras elecciones generales del 2010, serán un referente en lo adelante para la República Dominicana. Un país de gente buena y digna de mejor suerte. 

Por: Ramiro Francisco


No hay comentarios