Breaking News

Carnival condenada por violar leyes ambientales y contaminar de manera repetidas los mares



En el año transcurrido desde que Carnival Corporation fue declarada culpable de echar al mar desechos aceitosos y de mentir a las autoridades normativas sobre eso, sus barcos descargaron ilegalmente más de medio millón de galones de aguas tratadas, desechos aceitosos y de alimentos, y aceite pesado en puertos y aguas cercanas a las costas en todo el mundo, según una autoridad nombrada por los tribunales. 

Las conclusiones son parte de un patrón de ilegalidad durante los primeros cinco años de probatoria de Carnival Corp., que llevaron a la jueza federal de distrito Patricia Seitz a liberar el informe confidencial la semana pasada. En el informe de 205 páginas, el relator que supervisa que Carnival Corp. cumpla las normas ambientales identificó más de 800 incidentes entre abril del 2017 y abril del 2018. 

Documentos presentados posteriormente al tribunal muestran que Carnival Corp. ha continuado infringiendo leyes ambientales en su segundo año de probatoria. 

El informe escrito del relator alabó la cooperación de Carnival Corp. tanto en tierra como en los cruceros, y señaló que la empresa había corregido situaciones que llevaron a los cargos originales. “La compañía dedicó esfuerzos considerables a cumplir las exigencias [de probatoria] durante el primer año, y las ha cumplido de manera sustancial”, indica el informe“. “Numerosos individuos... han mostrado u

n gran compromiso con la creación de una cultura ambiental sustentable”, agrega el informe, que también alabó las iniciativas de capacitación de la compañía. 

Pero el informe también calificó de “fundamentalmente erróneas” las investigaciones internas de Carnival Corp., agregando que la compañía no ha dado suficiente autoridad a Chris Donald, su gerente de cumplimiento corporativo ordenado por el tribunal. Donald dijo al Miami Herald que tiene la autoridad y la confianza de los ejecutivos de Carnival Corp.. (Aunque él y el presidente de la empresa comparten el mismo apellido, no son familiares). 

El presidente ejecutivo de Carnival Corp., Arnold Donald, dijo el martes que la compañía hará lo que sea necesario para cumplir todas las expectativas de su probatoria y se esforzará por ser “la mejor de su clase en el cumplimiento de las leyes ambientales”. 

“Nuestra responsabilidad ambiental ha sido y sigue siendo una prioridad para la compañía”, dijo. “Nuestra aspiración es dejar los lugares donde atracamos más limpios que cuando llegamos. Esto está en el mejor interés de nuestros pasajeros y los océanos que cruzamos. Esperamos poder aclarar cualquier duda y demostrar nuestro compromiso”. 

CIENTOS DE INFRACCIONES 

En el 2016, Carnival Corp., con sede en Miami, la mayor compañía de cruceros del mundo y propietaria de nueve marcas de cruceros, se declaró culpable de siete cargos graves en relación con su “confabulación” de ocho años de descarga ilegal de aceite y el subsecuente ocultamiento en cinco de sus barcos de Princess Cruise Line. Carnival Corp. aceptó pagar una multa de $40 millones —la mayor multa penal impuesta por la contaminación deliberada por parte de embarcaciones— y someterse a cinco años de probatoria. 

En el año fiscal 2018, la compañía reportó ganancias de $3,200 millones. 

La jueza Seitz nombró a Steven Solow, socio de un bufete de abogados de Washington DC, para inspeccionar a Carnival Corp. durante la probatoria. En junio del 2018, Solow presentó al tribunal su primer informe anual, compilado sobre la base de inspecciones en los barcos, registros de la compañía, entrevistas con empleados y auditorías de terceros. Ese informe se mantuvo en secreto hasta que Seitz lo liberó la semana pasada “para que el público puede ver lo que este acusado penal está haciendo”, expresó la jueza federal. 

La encuesta más reciente de la Agencia Ambiental de Estados Unidos (EPA) sobre descargas de material de desecho de barcos crucero, del 2004, concluyó que los barcos de crucero generan un promedio de 21,000 galones de aguas negras al día. Carnival Corp. opera 105 barcos en todo el mundo. Las descargas ilegales representan menos de 1 por ciento de las aguas negras generadas anualmente por la flota de Carnival Corp. 
▪ Descargó más de 11,000 galones de desechos de alimentos y observó caer docenas de objetos en puertos y aguas cercanas a las costas, en violación de leyes nacionales e internacionales. Entre los objetos que cayeron al agua accidentalmente hubo cinco sillas, 41 cojines y 10 mesas, en su mayoría lanzadas al agua por pasajeros. 
Es ilegal lanzar basura por la borda en ninguna parte, según las leyes internacionales. Los desechos de alimentos se pueden descargar a tres millas de la costa en algunas zonas, a 12 millas en otras. 

▪Usó combustóleo pesado 19 veces en áreas protegidas durante un total de 44 horas, en violación de leyes internacionales, incluido un caso de 24 horas en una zona protegida frente a la costa de América del Norte. Carnival Corp. se fija a sí misma un periodo de seis horas para cambiar a un combustible más limpio en zonas protegidas. En solamente tres incidentes los barcos usaron combustóleo pesado durante más de seis horas: en Alaska, Islandia y una zona no identificada de aguas de América del Norte. 

▪ Falsificó registros relacionados con mantenimiento y capacitación en cuatro ocasiones. 

NO ES LA PRIMERA VEZ 

La culpabilidad de Carnival Corp. en el 2016 no fue la primera. 

En 1998, Holland América Line, una filial de Carnival Corp., se declaró culpable de descargar aceite ilegalmente. La compañía pagó una multa de $2 millones y estuvo en probatoria cinco años. 

Carnival Corporation infringió leyes ambientales cientos de veces mientras estaba en probatoria. Muchas de esas infracciones ocurrieron en el Caribe, como la descarga de más de 500,000 galones de aguas negras en las Bahamas. 

En el 2002, Carnival Corp. se declaró culpable de falsificar registros para ocultar descargas ilegales en seis barcos. Eso resultó en una multa de $18 millones y cinco años de probatoria. En el 2005, cuando la línea Princess Cruise Line empezó a cometer los delitos que llevaron a su declaratoria de culpabilidad en el 2016, la compañía todavía estaba en probatoria por los hechos del 2002. 

“Lo llamamos acusado de alto riesgo cuando tiene esta cantidad de infracciones repetidas”, dijo Seitz a los abogados de Carnival Corp. la semana pasada. 

Pero Carnival Corp. no es la única línea de crucero en esta situación: otras empresas del sector han sido condenadas en el pasado por delitos similares. 

En 1999, Royal Caribbean Cruises Ltd. pagó una multa de $9 millones tras declararse culpable de delitos federales relacionados con modificar sus barcos para obviar procesos de control de contaminación y de encubrir descargas de desechos tóxicos. 

En el 2002, Norwegian Cruise Line Holdings se declaró culpable de falsificar registros para encubrir descargas ilegales y pagó una multa de $1 millón. 

Aunque la situación de Carnival Corp. no es única, el patrón de infracciones repetidas, incluso cuando estaba bajo una observación estricta, muestra la dificultad de las autoridades para controlar a las compañías de cruceros. También muestra la dificultad de hacer cumplir las normas de manera estricta en 105 barcos, más de 120,000 empleados y millones de pasajeros de numerosos países. 

EN PROBATORIA 

El relator de probatoria asentó más de 800 incidentes en por lo menos 80 barcos de Carnival Corp. Aunque la compañía no repitió ninguna de las infracciones que la llevaron a la declaratoria de culpabilidad en el 2016, hubo numerosas infracciones nuevas. 

En junio del 2017, el barco P&O Azura usó combustóleo pesado durante 16 horas mientras viajaba por la Zona de Protección Ambiental de Islandia. El combustóleo pesado que usan los barcos tiene un alto contenido de azufre. Islandia es uno de muchos países que exige a los barcos usar combustible con bajo contenido de azufre cerca de sus costas. El azufre que despiden los gases de escape de barcos de carga y de crucero se ha vinculado con 400,000 muertes prematuras por cáncer de pulmón y enfermedades cardiovasculares y 14 millones de casos anuales de asma entre niños. 

Bahamas fue el país más afectado por las infracciones de Carnival Corp., en su mayoría relacionadas con la descarga de aguas negras y desechos de alimentos. 

Catorce infracciones ocurrieron en puertos de de la Florida o cerca de las costas del Estado del Sol. En un incidente en octubre del 2017, el barco Carnival Paradise usó combustóleo pesado sin filtrar durante 40 minutos mientras estaba en el Puerto de Tampa. 

El informe también destaca otros problemas más comunes, como equipos dañados, fugas de gas refrigerante, registros perdidos y afectaciones accidentales a la vida marina. 

“Esto es un proceso largo”, dijo Chris Donald, gerente de cumplimiento empresarial de Carnival Corp. “Hemos aprendido mucho y aspiramos a ser los mejores. Tenemos el deber de proteger los mares por donde navegamos y la tierra que tocamos”. 

Anteriormente este año, el oficial de probatoria en el caso penal de Carnival Corp. recomendó que Seitz revocara la probatoria y sancionara nuevamente a la compañía, citando los informes todavía confidenciales de Solow que muestran que Carnival Corp. siguió infringiendo las leyes ambientales en el segundo año de su probatoria. 

En una audiencia la semana pasada, Seitz criticó duramente al presidente de la junta directiva de Carnival Corp., Micky Arison, y al presidente Donald —ninguno de los dos estaba presente en el tribunal— y dijo que lamentaba no poder enviar los dos ejecutivos a prisión. 

Seitz decidirá en una audiencia en junio si el comportamiento de Carnival Corp. merece una condena por infracción de probatoria y solicitó que Arison y Donald se presenten para responder a sus preguntas. La jueza amenazó con prohibir que los barcos de la compañía atraquen en ningún puerto de Estados Unidos y afirmó que eso lo decidirá después de la audiencia de junio.


No hay comentarios