Breaking News

La depredación en tres ríos PP amenaza abastecimiento agua


Los tres ríos que contribuyen con el abastecimiento de agua potable a una parte importante de esta población han caído en un estado agonizante debido a la deforestación de sus cuencas, la extracción de agregados para la construcción y la contaminación producida por 
la basura que se arroja a sus riberas.

Los afluentes San Marcos, Muñoz y Camú ya no tienen grandes caudales, y por el contrario, se han convertido en un basurero.

Esa situación mantiene preocupada a la comunidad, que ve con asombro el deterioro de esos ríos, y la falta de acción de las autoridades competentes.

Armando Trinidad recuerda que en 1980 llegó a Puerto Plata desde la provincia María Trinidad Sánchez, cuando el río San Marcos era un atractivo balneario, de aguas profundas, pero ahora “da ganas de llorar saber que este afluente no es ni la sombra de lo que vivimos cuando nos dimos un chapuzón en sus cálidas aguas”.

La dirigente comunitaria Ángela Sandoval Martínez dijo que este río sirvió de solaz esparcimiento para las personas que en los días calurosos de verano se bañaban en sus aguas, pero ahora ha sido asesinado por quienes cortan árboles de su ribera ante la mirada indiferentes de las autoridades del Ministerio de Medio Ambiente.

Otros ciudadanos consultados indicaron que les apena que sus nietos ahora no puedan disfrutar de ese afluente por sus altos niveles de contaminación, mientras las autoridades competentes no hicieron nada para evitar ese crimen ecológico que mantiene a punto de la desaparición al río San Marcos.

En el lecho de este río se observan montones de basura, electrodomésticos inservibles, ropas, colchones en desusos, sillas plásticas, platos, vasos plásticos, zapatos, cartones y materiales de construcción.

Esta basura y desechos sólidos van a parar directamente a la bahía de esta ciudad por las crecidas de esta fuente acuífera cuando se producen prolongadas lluvias en este litoral costero marino.

El río Muñoz. Igual situación ocurre con el río Muñoz, donde existen varios pozos tubulares que sirven para abastecer de agua a diversos barrios que no reciben agua potable de parte de la Corporación de Acueductos y Alcantarillados de Puerto Plata (Coraaplata).

A lo largo de su ribera se localizaban diversas pozas para el baño de las personas, pero por la deforestación prácticamente ha desaparecido.

El punto. El balneario El Punto, que es tan importante como Los Saltos de la Damajagua, agoniza lentamente en la comunidad de Camú, en el municipio Montellano, ya que sus aguas se han evaporado casi por completo.

Su lecho es un montón de rocas, malezas y apenas se observa un pequeño charquito de agua mal oliente y estancada.

Al balneario llegaban cientos de personas los fines de semana para disfrutar de sus aguas.
La extracción de agregados

Aunque la Ley de Medio Ambiente y Recursos Naturales prohíbe la extracción de agregados para la construcción del lecho de los ríos, esa práctica es común en la zona, a pesar del daño ambiental que se provoca.

Deforestación

El corte de árboles de las riberas de los ríos es una práctica que se le atribuye a haitianos residentes en la zona, que usan la madera para construir viviendas, según versiones.

Falta acción

En Puerto Plata los ciudadanos se quejan de la pasividad del Ministerio del Medio Ambiente, organismo que debe enfrentar la problemática. 

Por: Aridio Perdomo

No hay comentarios