Breaking News

Frente al olvido de nuestra cultura, una bandera a levantar en la campaña electoral


Puerto Plata, a pesar de ser una ciudad turística y cultural, el aliento por fomentar la cultura y los deportes ha sido poco responsable y serio de parte de la municipalidad. 

Nuestra cultura se ha mantenido a media hasta por nuestro político, es hora de levantarla hasta el tope, como bandera de la campaña electoral. 

La situación viene de año, van y vienen nuevos alcaldes y ediles al asumir la gestión municipal, se han olvidado de desarrollar la cultura y los deportes, lo que ha sido muy frustrante para los jóvenes. 

Hay una ausencia de una política cultural municipal, no hay un presupuesto destinado a las manifestaciones, culturales, artísticas y deportivas y a la creación de nuevas infraestructuras culturales. Es algo vergonzante no prestarle atención a la cultura desde la gestión municipal. 

Nuestros munícipes han estado más ocupados de sus intereses políticos y personales, que del interés general de la colectividad, para no hablar de corrupción. 

Nuestra clase política no manifiesta ningun interés por la cultura y los deportes, y parece ser que su mayor defecto no es la corrupción, sino su mediocridad frente al quehacer cultural y ciudadano. 

Nos encontramos numerosos candidatos para las elecciones municipales del 2020, que ni por asomo se observa en sus opiniones una preocupación por la cultura y un interés porque este tema sea parte de la campaña electoral, porque también carecen de programa de qué hacer, con Puerto Plata, a nivel cultural. 

La cultura es la manifestación espiritual y material de lo que pensamos y hacemos los puertoplateños, es lo que define nuestra identidad e idiosincrasia, como conglomerado social, político y cultural, y nuestros políticos tradicionales, de algo tan esencial, como es la cultura. 

Debemos apostar por nuestra cultura. La diversidad cultural y verla con sentido de pertenencia y pertinencia, como parte de nuestra identidad, como pueblo. 

La cultura debe ser una bandera de la campaña electoral, tómemela fuerte para conservarla y desarrollarla, a favor del proyecto de ciudad y nación. 

Por: Juan Payero Brisso

No hay comentarios