Breaking News

Cuando el diablo se encuentra en las calles de Puerto Plata



La gente se siente muy preocupada por la presencia del Diablo, en las calles de la ciudad, representada por la ineficiencia e ineficacia del cabildo, en el manejo, organización y en su adaptación a la modernidad. 

El problema comienza, al salir de Costambar, encontrándose con la autopista, para luego encontrarse con la dificulta con la vía para dar acceso a la Universidad Tecnológica de Santiago, para continuar con el desorden viar de la Javilla, para seguir con el desordene existen a la entrada de la avenida Manolo Tavarez, con la intersección de la calle, que da entrada al bario de Padres de las Casas y continuar con pandemonioun vehicular, que se produce frente al hospital y terminar con el desorden de vehículo, en la avenida Ginebra Arzeno, frente a la rotonda del Play de beisbol. 

Lo que ocurre con el desorden vehicula, en la trayectoria viar antes descrita, podría ser comparado con un verdadero infierno para todos aquellos que tienen que transitar diariamente mente por esos lugares. 

Dentro de la ciudad, también las llamas del infierno llegan a provocar un gran desorden vehicular, que comienza en todo el trayecto de la avenida Luis Ginebra, que comienza, desde la rotonda del play, para encontrar el caos en la intersección de la calle 26 de agosto, hasta el semáforo, que comprende la Luis Ginebra, con 27 de febrero. 

A esto se agrega, el desorden vehicular frente al hospital y algunos estertores infernales, que se producen, en la Javilla, el Puente de la Guinea y otras calles del centro de la ciudad, que se acompañan con el desorden del parqueo en el centro histórico. 

El desorden vehicular y la falta de organización del tránsito de parte de nuestras autoridades, que hasta nuestros difuntos tenemos, que llevarlos a enterrar al campo santo, en vía contraria. 

El Diablo, está presente en nuestras calles, pero Dios es justo y justiciero, como para enviar su mensaje de condena a ese espíritu maligno y de estímulo espiritual para todos aquellos ciudadanos, que tienen sed de justicia, para exigirle a nuestras autoridades municipales, que atencionen los problemas de la ciudadanía con responsabilidad y energía, para cumplir con su prójimo, quien se encuentra a la espera de manera pacífica, de que resuelva un problema, que tanto atañe al funcionamiento de la ciudad, como a la libre circulación de la ciudadanía, con la existencia de un tránsito ordenado y seguro. 

.Por: Juan Payero Brisso


No hay comentarios