Breaking News

Puerto Plata y sus barrios

El municipio san Felipe de Puerto Plata, cuenta con más de 165 barrios, en la que muchos de ellos, han surgidos sin ningún tipo de planificación urbana, administración y con servicios de mala calidad. 

Las condiciones de vida en que viven, la mayoría de esos pobladores, es de precariedad, marginalidad y pobreza, donde la mayoría carecen de servicios de agua potable, calles y aceras deterioradas o inexistentes, falta de servicios sanitarios, electricidad, recogida de basura, inseguridad, aguas residuales sin tratar y una fuerte presencia del tráfico de drogas. 

Los pobladores de los principales barrios pobres de la ciudad, se encuentran en estado de indefensión, ya que las políticas públicas y municipales, no llegan en su ayuda para mitigar o cambiar su estado de pobreza. 

Son muchos los barrios de Puerto Plata, que viene siendo afectado por la falta de urbanización y la carencia de servicios municipales. 

Los barrios de la parte oeste de la ciudad, son lo más afectados, entre ellos, playa Oeste, los Coquitos, el Javillar, la Mercede, San Marcos Arriba y Abajo, los Rieles, Loma de la Bestia y otros. 

También los barrios de la zona sur de la ciudad como son: los casos de Altos de Chavón, Comandante Bordas, Ginebra Arzeno, Padre Las Casas, Villa Progreso y otros, se encuentran en estado de precariedad, pobreza y amenazado por los problemas amiéntales, estos barrios merecen la atención de nuestras autoridades. 

Puerto Plata, necesita de una renovación urbana, no solo de su metrópoli, sino también de los diversos barrios de la ciudad. 

La alcaldía ha sido ineficiente e incompetente en llevar a cabo el Plan Municipal de Desarrollo, no ha asumido esa responsabilidad de liderazgo local, y no le ha dado participación a la ciudadanía y al empresariado, para buscar soluciones a los problemas urbanos y ambientales de la ciudad. 

La planificación del proceso de urbanización de la ciudad, ha sido la gran ausente de la actual gestión municipal, en hacer de Puerto Plata, un espacio habitable, ordenado, seguro, vivo culturalmente y ambientalmente saludable. 

Se hace necesario producir esa urbanización urbana de la ciudad y poniendo el acento, en urbanizar nuestros barrios, sacándolos de la vida precaria, la marginalidad, la pobreza y la falta de atención de sus prioridades más perentoria. 

Es hora ya, que la ciudadanía de nuestros y los sectores comunitarios, se pongan en movimiento, exigiendo sus derechos a tener una vida más digna, a mayores niveles de igual y oportunidad, para adquirir mayor bienestar y prosperidad, en sus niveles de vida. 

La Federación de Juntas de Vecinos y las demás juntas de vecinos, deben salir de la modorra, exigiendo más derechos y oportunidades, para sus moradores, teniendo presente, que solo el pueblo salva al pueblo, en su búsqueda de bienestar y felicidad. 

Por Juan Payero Brisso. 

No hay comentarios