Breaking News

Con una municipalidad ciega, mientras el turismo de ciudad crece y avanza en su desarrollo

El motor de desarrollo del turismo está en la ciudad, observando la presencia de cruceristas en el centro histórico de Puerto Plata, nos damos cuenta que el modelo de turismo sol y playa, cada día viene dando muestra de agotamiento. 

Los empresarios turísticos de Playa Dorada, se han dado cuenta de esa realidad, después de largos años de tener una visión muy reducida sobre el turismo de ciudad, hoy su mirada ha cambiado y están enviando señales positivas, de que el proyecto de Playa Dorada, debe estar vinculado a la vida de la ciudad. 

Hay que apostar por el turismo de ciudad, pero hay muchas cosas por hacer, debido a que la ciudad no exhibe un buen ordenamiento territorial ni urbano, hay falta de seguridad, desorden del tránsito, la situación ambiental es precaria y la actividad cultural carece de vivacidad. 

La ciudad necesita de un cambio de modelo para dar cabida a nuevos visitantes, que procederán del nuevo puerto a construir, donde las exigencias serán mayores y las necesidades también. 

La ciudad necesita de un nuevo plan urbanístico y es deber de la sala capitular y su alcalde, adquirir una nueva visión sobre el llamado destino-ciudad Puerto Plata, para poder contribuir a su desarrollo de manera más sostenible. 

Hay ciertos espacios territoriales, que ameritan de modificaciones urbanísticas urgentes, como son: la eliminación del vertedero, la organización de la entrada de la Javilla, el ordenamiento y embellecimiento del entorno del muelle, zona victoriana, la modificación y desrrabalizacion por completo de la entrada a la ciudadela y el fuerte san Felipe, la revitalización, ordenamiento y regulación del centro histórico, con la iluminación de su catedral y la eliminación del mercado y ordenamiento urbanístico de su entorno. 

Hay que producir importantes cambios del entorno de la ciudad, haciéndolo más atractivo, moderno, dinámico, habitable, ambientalmente saludable y construyendo infraestructuras museísticas, gastronómicas, artesanales, artísticas, reconstruir y pintar las principales casas victorianas, que conlleve a producir un gran impacto cultural, social y comercial. 

La municipalidad debe cesar en su ceguera y jugar su rol de liderazgo, a fin de gestionar mejor la ciudad, principalmente la actividad turística, sus servicios municipales para poder coadyuvar de una manera significativa a su crecimiento y desarrollo de una manera más dinámica y sostenible. 

Por: Juan Payero Brisso

No hay comentarios