Breaking News

Anthony Ríos, el popular cantante dominicano que vivió como quiso


Santo Domingo, 4 mar (EFE).- La mujer, la bohemia y un estilo de vida desenfrenado caracterizaron al cantautor, compositor, humorista y presentador dominicano Anthony Ríos, quien murió este lunes a los 68 años, tras padecer los últimos años de males cardíacos que se agravaron en semanas recientes. 

La potente voz de Ríos se dejó sentir en el arte dominicano justo al entrar la década de los años 70 del siglo pasado y lo hizo en grande, pues su país lo conoció a través de Johnny Ventura y su Combo Show, para entonces la más popular orquesta de merengue local, que había visto partir a uno de sus cantantes: Fausto Rey. 

Ríos, que hacía de incipiente cantante y locutor en su natal Hato Mayor (este), no era buen bailarín pero hacía el intento y pronto su voz, juventud y presencia física llamaron la atención del público femenino dominicano lo que marcó, definitivamente, la vida artística y personal del cantante. 

Su abundante cabellera le daba cierto parecido con Sandro de América, el ídolo argentino muy de moda en República Dominicana. 

“El Sentimental”, ese primer álbum de Ríos, incluyó éxitos inmediatos como “Pudiera ser”, “Morir de amor”, “Viejo amigo”, “Estoy a tu orden”, “Hoy daría yo la vida”, o “Condenado a quererte”, todos de su autoría. 

Exito tras éxito 

De ahí en adelante sus discos sonaban constantemente en los hogares, bares y fiestas pueblerinas. 

Éxito tras éxito surgieron, “Amada amante”, “Si entendieras”, “Fatalidad”, “Repasando mi memoria”, entre otros. 

Su afición por las mujeres y el alcohol iban de la mano con una carrera meteórica como cantante solista y miembro del Combo Show, agrupación que abandonó en 1979 junto al percusionista y cantante Luisito Martí para fundar la orquesta “El Sonido Original”. 

Esa separación sorprendió al mundo artístico dominicano y en cierta forma dio un giro a la carrera de Ríos, ya que el nuevo grupo no tuvo el éxito esperado y el cantautor pasó a la televisión como presentador y humorista del programa “El Show del Mediodía”, el más popular para ese entonces en la pantalla chica local. 

Con su popularidad establecida y exposición diaria en la televisión, Ríos continuaba siendo el solista más aplaudido y premiado del país. 

En esos años sostuvo un romance con la también popular cantante puertorriqueña Yolandita Monge, acaparando los flashes en ambas islas, ya que un día estaba Ríos en Puerto Rico y otro se veía a la Monge en Santo Domingo. 

Ríos le compuso “La distancia”, una de las grandes interpretaciones de Monge, pero aunque la relación fue breve, de la separación surgieron dos canciones que dieron mucho de qué hablar. 

La cantante puertorriqueña lanzó “Señor del pasado”, al parecer una clara alusión a Ríos, mientras este respondió con “Señora tristeza”. 

Con el paso de los años, los dos artistas se reencontraron y realizaron presentaciones a casa llena tanto en Santo Domingo como en Nueva York y otras ciudades. 

Como humorista, Ríos protagonizó junto a Martí uno de los programas de televisión más populares de todos los tiempos en el país: “El Show de Luisito y Anthony”. 

En una de sus últimas entrevistas, confesó que había procreado 26 hijos con 24 mujeres y que a todos les brindó protección. 

El afamado cantautor dominicano Juan Luis Guerra escribió en Twitter un mensaje en el que mostraba su pesar por la muerte del polifacético artista. 

“Ha llegado a la presencia del Señor nuestro querido y admirado Anthony Ríos! Paz a sus familiares y amigos”, expresó el autor de “La bilirrubina”. 

El canciller dominicano, Miguel Vargas, también utilizó esa red social para lamentar la partida de una “figura de trascendencia en la música y el arte popular dominicano”. 

Este lunes, la República Dominicana perdió uno de sus artistas más auténticos y aplaudidos, que cantó lo sentido y vivió como quiso. 





No hay comentarios