Breaking News

Un espejo que sabe cómo te encuentras y otros avances de los hoteles del futuro



"La tecnología es una herramienta, no un fin en sí misma”. Álvaro Carrillo, director del Instituto Tecnológico Hotelero (ITH), organizador de Fitur­techY, la sección de novedades tecnológicas del pasado congreso de Fitur 2019, ve conveniente recordar lo obvio porque, más allá del efecto wow que muchas veces se persigue con ella, su objetivo final es procurar servicio a los viajeros. En el sector hotelero, “la gran tendencia es la de hablar con las cosas”, avanza. Con inteligencia artificial, que aprende, reconoce las emociones de su interlocutor y las tiene en cuenta para su funcionamiento; ya sea mediante una pantalla, un dispositivo o un robot. Algunas de las innovaciones que se presentan a continuación van por esta línea. Muchas se integran unas con otras. Y todas buscan conseguir una buena experiencia del huésped. “Existen soluciones muy buenas pero muy concretas, el reto está en integrarlas. De nada nos valen desarrollos aislados; el viajero busca un enfoque holístico, una experiencia global, sentirse especial”, dice María Carreño, de la consultora tecnológica Altran España. 

1. El espejo te conoce 

El espejo digital de Altran. 

El espejo digital de Altran ya fue presentado en el Hotel del futurodurante la edición 2018 de Fitur. La novedad radica ahora en que, además de integrar en su superficie información (clima, tráfico, noticias) y recomendaciones de ocio, restauración o cultura, reconoce a la persona que se le pone delante, su edad, condiciones físicas, si ya ha sido cliente del establecimiento…, y, sobre todo, analiza su estado de ánimo (tristeza, alegría, enfado, satisfacción) para adecuar sus respuestas. 

2. Amanecer en la habitación 

La iluminación led se acompasa a las actividades del huésped —leer, ver televisión, comer—, simula un amanecer o ambienta un baño relajante. Todo gracias al sistema Interact Hospitality de Signify, que también permite adaptar la iluminación de la fachada de un hotel para un evento. Se busca una mejora en el bienestar y puede integrarse con el sistema de gestión del establecimiento, de manera que suba o baje la intensidad de la luz (con el consiguiente ahorro de energía) en función de las entradas, las salidas, las personas que se encuentren en la recepción o en un pasillo. El primero en incorporarlo en sus 1.261 habitaciones ha sido el Swissôtel The Stamford de AccorHotels, en Singapur. 

3. Un androide muy yogui 

El robot Pepper. 

El robot NAO, de medio metro de estatura, da clases de yoga a mayores en Japón, donde fue creado, y ese podría ser uno de sus cometidos en un hotel. Aunque Alisys, la empresa especializada en inteligencia artificial que lo ha traído a España y lo dota de utilidades en función de las demandas de cada cliente, ve más posibilidades turísticas a su otro robot: Pepper. Es más alto (1,20 metros), capaz de reconocer emociones y de actuar en consecuencia. “Por ahora solo tienen un efecto reclamo, pero trabajamos para que aporten valor real”, explica Jorgina Díaz, directora de desarrollo de negocio digital. Pepper podría llegar a encargarse de los procesos de check iny check out o llamar a un taxi, apagar luces y correr cortinas, o proponer actividades y direcciones en puntos de información turística. Un establecimiento lo pidió para gestionar las reservas de sus Segway. “Hay procesos que se pueden automatizar y facilitan la vida a un turista; hacerlo mediante robots sociales en lugar de una fría pantalla personaliza y mejora la experiencia”. 

4. Sin llave, sin dinero 

Al huésped se le asocia una pulsera desde la que accede a su habitación, reserva en un restaurante, contrata excursiones o realiza pagos (puede poner un límite diario de gastos). La pulsera en cuestión se llama easyGOband, está conectada por NFC (tecnología inalámbrica de corto alcance) y, según subraya su fabricante, además de reducir tiempos de espera, aumenta la seguridad porque no hace falta llevar efectivo. Ya está funcionando en hoteles (en los Bahía Príncipe, en Canarias y República Dominicana; en el Melody Maker y en el Oasis, en Cancún); en el campin resort Marjal, en Alicante; en el hostel Cats de Madrid y en los parques acuáticos Aqualandia (Benidorm) y Aquarama (Benicàssim). 

La climatización invisible Uponor Artist. 

5. Paredes que emocionan 

La pared radiante da calor y su pintura termográfica cambia de color en función de la temperatura que elija el huésped. Esta climatización invisible se llama Uponor Artist y ya se está instalando en la recepción y el miniclub del hotel San Agustín Beach Club, en Gran Canaria. El fabricante defiende que, además de confort térmico y ahorro energético, se puede emocionar a los viajeros para que alcancen lo que denomina “felicidad térmica”. La pared, además, recoge información sobre hábitos y patrones de comportamiento. 

6. Primero, en versión virtual 

HP ha lanzado este año un modelo de gafas de realidad virtual con prestaciones nuevas, como poder explorar un volcán, experimentar una caída libre o nadar con delfines. Pero en esencia se trata de lo mismo: demostrar las posibilidades que esta tecnología ofrece al sector turístico. El fabricante las resume en tres grandes bloques: “Entretenimiento para los huéspedes, mostrar como adelanto parte de su viaje o visita turística, y facilidad en el diseño de un nuevo establecimiento”. 

7. Mis series, como en casa 

El cliente llega a la habitación del hotel, enciende la televisión y continúa con el capítulo de HBO o Netflix, por ejemplo, que se dejó a medias en su casa o consulta sus redes sociales en la pantalla grande. “Los viajeros demandan una televisión a la carta, como la que tienen ya en la mayoría de sus hogares”, dice Daniel Just, responsable de negocio hospitality de la empresa Cerium. Este fabricante ha creado un sistema IPTV, de tele digital, una versión pensada para hoteles del Chromecast de uso doméstico, que además se convierte en un nuevo canal de comunicación con los servicios del establecimiento. Con él se puede reservar en el spa o llamar a recepción; y en paralelo, el hotelero recaba datos sobre hábitos y consumo televisivo de sus huéspedes. El primero de estos sistemas se está instalando en el Sirenis Hotel Club Aura de Ibiza. 




No hay comentarios