Breaking News

Periodismo y partidismo, por separado y jamás combinados


Si se distingue entre política y partidismo, se puede entender bien cuando se afirma que el papel del periodista no se puede reducir al relato exacto de lo que sucede a diario, sino que debe aspirar a la promoción de cambios para hacer una mejor sociedad, que es una función política, pero no partidista. 

Cuando el periodista hace una relación integral de los hechos y propicia una comprensión e interpretación de lo que sucede y afecta al bien común, estimula en los receptores de su información la participación en cambios y soluciones. Además, lo hace sujeto de una historia que se construye entre todos. 

También te podría interesar: “El periodista no debe intervenir en los debates sino registrarlos”

¿Cómo hacer periodismo de calidad?

La información periodística, así entendida, promueve, busca soluciones, propone salidas, estimula e inspira. Al hacer entender e interpretar cumple una función política porque incorpora a los receptores a las tareas comunes de promoción y defensa del bien común, en cualquiera de los partidos políticos. 

En esto consiste su rol y liderazgo político. En cambio, degrada su rol cuando pone su ejercicio profesional al servicio de un partido o líder político. Su información se convierte en propaganda y la profesión periodística pierde su naturaleza y dignidad.

Fuente Externa

No hay comentarios