Breaking News

Marcha Verde para jóvenes principiantes


Un adolescente de escaso ejercicio ciudadano, todavía sin cédula para votar, apeló a otro joven de mayor edad para que le hablara un poco de Marcha Verde. El más adulto respondió: 

Marcha Verde cumplirá en breve dos años y se mantiene como movimiento social sin precedentes, habiendo nacido por el colapso de la “partidocracia”, ante los graves problemas del país. 

A la partidocracia pertenecen ciertos partidos que aún no han gobernado, pero no despiertan confianza en que resultarían “otra cosa”. 

El adolescente preguntó si es verdad que Marcha Verde se convertirá en partido político y que ya tiene su candidato. 

El mayor dijo al más joven: “Olvídate de eso”. Y precisó: Marcha Verde es un conglomerado plural, de puertas abiertas para todo ciudadano, sin objetarle su sigla partidaria. 

Tampoco Marcha Verde exige a sus miembros que renuncien a la formación de sus simpatías. 

Incluso tienen derecho a postularse a cualquier cargo electivo, pero, en esos casos específicos, deben hacerlo desde sus respectivas aceras partidarias y enarbolar allí sus aspiraciones. 

El joven de menor edad preguntó al otro ¿Cómo se “maneja” Marcha Verde con los temas de la corrupción y la impunidad, si hay otros puntos de mayor o menor vigencia en el panorama dominicano? 

La respuesta fue: “Además de la corrupción y la impunidad hay otros temas que pueden ocupar nuestra atención. Pero debemos cuidarnos porque los enemigos del pueblo utilizan varias temáticas, algunas para distraer nuestra concentración de fuego, como diría un cazador. Si se abre mucho el abanico, será más difícil dar en el blanco”. 

“Si quien divide traiciona, la división temática se vuelve una desviación”, advirtió el joven más adulto. 

El de menor edad inquirió sobre los demás temas que pueden dividir, recibiendo esta respuesta del veterano: El “tema venezolano”, “el tema haitiano”, “el aborto”, “los partidos y el transfuguismo”, “el feminismo”, “atención a las minorías”, etc., etc. Más detalles en la prensa.

No hay comentarios