Breaking News

La baja calidad de la democracia municipal

Es una gran tragedia y un drama, encontrar una democracia de calidad a nivel municipal, debido a que la sala capitular no juega su rol, como espacio de decisión plural para la toma de decisiones y supedita todas sus acciones a la decisión del alcalde, Wáter Musa.

La llamada democracias existente en el cabildo local, es mas de fachada, que una real democracia, donde la ciudadanía está excluida de su participación, en la toma de decisiones.

Lejos de ser un modelo de espacio de dialogo y de consenso de sectores municipales, empresariales y ciudadanos, para contribuir al desarrollo local, resulta que la mayor expresión de concertación y consenso de estos sectores, debería ser la formulación e implementación de un plan estratégico de desarrollo para la ciudad, el que ha estado siempre ausente de la mirada de los munícipes y en particular del alcalde.

El debate por hacer ejercer un ejercicio democrático al interior de la sala capitular, siempre ha estado ausente en cuanto a darle participación a la ciudadanía, a transparentar el manejo de los fondos municipales, rendirles cuentas a la ciudadanía y una baja preocupación por desarrollar propuestas y desarrollo de la ciudad.

Esa baja calidad de la democracia municipal, viene impidiendo que el cabildo asuma su rol de liderazgo, a través de la gobernanza y la gobernabilidad democrática.

Hay que luchar porque el cabildo, asuma su rol y convoque a los diversos sectores de la comunidad, a apegarse a la Ley 176-0 sobre los municipios y el Distrito Nacional, a cumplir con el presupuesto participativo, la Ley sobre la información pública y las grandes necesidades, que agobian a las diversas comunidades.

La ciudad necesita de la participación de su gente, organizado la ciudad, a través de un plan estratégico y ejerciendo mayor participación de la gente, para conseguir mejor calidad de la democracia municipal, a favor de la gobernabilidad y el desarrollo de la ciudad.

Por: Juan Payero Brisso



No hay comentarios