Breaking News

“El periodismo de hoy habla demasiado y escucha poco”

El periodismo de hoy, es un periodismo de bla, bla, bla, no hace esfuerzo por el análisis y la reflexión y ni por asumir postura crítica frente al poder. 

La atención hacia los problemas de la sociedad y de la gente, hoy día está disminuyendo, pues esa no es su preocupación, está más interesado en los que hacen los funcionarios, los alcaldes, que los asuntos, que competen a la comunidad. 

Ese periodismo de hoy, habla demasiado y cuando cuenta la historia, lo hace al margen del contexto y con una orfandad conceptual, dedicada más a la trivialidad, que a la propia realidad de los hechos. 

Cuando opina lo hace de manera superficial y fragmentaria y no llega a provocar una opinión, que vaya a favor de la gente, sino a favor del poder y de los intereses que pueda defender, alrededor de este. 

El periodismo de hoy, escucha poco, no oye el clamor de la gente, no le conmueve lo que le ocurre a los sectores empobrecidos, y cuenta la historia a su manera y no para producir una transformación y búsqueda de solución a los problemas. 

El periodismo de hoy, no ejerce su poder de información y opinión, para construir ciudadanía, sino que marea y manipula a la gente, para colocarse a favor del poder, cuando este se ve afectado. 

El periodismo de hoy, juzga demasiado, pero no le gusta a sus miembros, que se le juzgue, cuando se trata de su falta de apego al ejercicio profesional y al código deontológico de la profesión y a la propia ética y moral del periodista. 

Tenemos que procurar, que el periodismo de hoy, sea más apegado a la profesión, a la ética y a la verdad, cuando trate de contar la historia de los hechos, cumpliendo su rol de orientador de la sociedad y dejar de hablar demasiado a favor del poder, y que procure escuchar a la gente en su reclamo de bienestar y justicia. 

Por: Juan Payero Brisso.

No hay comentarios