Breaking News

La misma vaina…que vergüenza, de un gobierno sinvergüenza, frente a la corrupción

El presidente de la Republica Danilo Medina, no podrás defender su imagen, honor y honra, frente a la denuncia publicada por la diputada Faride Raful, diputada por el Partido Revolucionario Moderno PRM, de haber hecho uso de los recursos públicos, para pagar la friolera suma de 1,300 millones de pesos, a su asesor de su campaña presidencial, el brasileño Joao Santana. 

Este personaje, que monto su oficina en el palacio nacional y vecino de la oficina presidencial, fue desde ese lugar, que se maquino de manera maquiavélica, para hacer uso del ingreso ilegal de dinero de Odebrecht, para financiar la campaña presidencial. 

Joao Santana y su esposa Mónica Moura, fueron los artífices, para que Danilo Medina, llegara al poder, a través de un fraude y cuya legitimidad se produjo, debido a la debilidad institucional, y a la falta de un Estado de derecho, predomínante en el país. 

El Estado de derecho en la Republica Dominicana, no existe como tal, pues frente a esta fuerte denuncia contra la ilegitimidad del gobierno de Danilo, al haber sido electo a la presidencia de la Republica, con fondos de Odebrecht y en haber utilizados recursos públicos para pagar a Joao Santana y su esposa, viene a revelar que el gobierno de Danilo Medina, es un verdadero hijo de la corrupción y el fraude. 

Frente a tal escándalo de corrupción, la Cámara de Diputados no ha movido un dedo, para investigar la denuncia realizada por la diputada Faride Fadul, lo que viene también a demostrar su complicidad en este caso. 

Lo mismo ha ocurrido con la Procuraduría General de la Republica, quien esta apoderada el expediente de Odebrecht. y no ha tomado ningún tipo de iniciativa. 

También ha ocurrido con la Junta Central Electoral, quien tiene la obligación de investigar, de todo aquel dinero que proceda de manera ilícita en el financiamiento de campañas electorales, lo que ha ocurrido en el caso de la elección de Danilo Mediana a la presidencia de la Republica. 

Tanto, la Cámara de Diputados, la Procuraduría General de la Republica y la Junta Central Electoral, harán nada por aclarar y hacer justicia, frente a la financiación ilegal de la campaña, elección presidencial de Danilo Median y el uso de los recursos públicos para pagarles a esbirros como, Joao Santana y Mónica Moura, de esa compañía mafiosa llamada Obedrecht. 

En ninguno de esos escenarios, no hay posibilidad de solucionar esos actos de corrupción, pues el Estado de derecho en la Republica, hace tiempo que está muerto. 

A la ciudadanía solo le queda tomar la calle, en la búsqueda de Justicia, pues la misma vaina continuara, en un gobierno falto de vergüenza y sinvergüenza. 

Por: Juan Payero Brisso

No hay comentarios