Breaking News

Doña Gallina ha desplazado la sazón criolla



Desde el 1988, la empresa Quala Dominicana, ha introducido al mercado a Doña Gallina, para venir a reemplazar las tradicionales sazones de la culinaria dominicana. 

Este producto se ha convertido en muchos hogares el preferido de las amas de casas, es decir, que ha venido a formar parte de la familia dominicana. 

Por qué ha ocurrido esto, que Doña Gallina, desplace nuestras sazones y llegue a formar parte de la familia dominicana. 

Una de las razones, es que hemos perdidos muchos de nuestros valores e identidades de la familia dominicana, donde su gastronomía, como expresión de las tradiciones culinarias de las abuelas, se ha olvidados o perdidos. 

La nueva tecnología y el marketing gastronómico, están incidiendo de una manera significativa en los hábitos y costumbres de la familia, donde grandes empresas de productos comestibles, lanzan de manera permanente sobre los hogares, unos bombardeos de sus productos, para suplantar nuestras sazones, como ha ocurrido, con el caso de Doña Gallina. 

En tercer lugar, la vida rápida, en que se desenvuelve la familia de hoy, hace que no se utilicen las sazones criollas, pues se pierde tiempo en su preparación y esto hace a que se utilicen sazones artificiales y con conservantes. 

Por eso, se hace necesario estudiar e investigar las culinarias de las abuelas, a fin de que podamos desarrollar la gastronomía local. 

Tenemos que dar a conocer nuestra gastronomía local, y no seguir presentando en los diversos restaurants de la ciudad, platos internacionales, ya muy conocidos por quienes nos visitan. 

La gastronomía dominicana y en particular la puertoplateña, es rica y diversa, en la que sus ingredientes juegan un papel extraordinario, en su gusto y sabor. 

El sazón es un elemento indispensable, en la preparación de las comidas, en particular en la preparación de diversos platos a base de carnes, pastas, arroces, pescados, verduras y otros platos. 

La sazón y los platos de las abuelas, son elementos a rescatar, por nuestros cocineros, para alejar a la familia del consumo de los químicos y conservantes artificiales, por una comida saludable, a base de platos y sazones caseros. 

Los platos criollos, a base de sazones caseros, como: ajo, cebolla, ají gustoso, orégano, cilantro, bija, acompañada de verdurita, jugo de naranja agria o de limón y vinagre, son muy útiles para la preparación de comida saludable, no solo para el hogar, sino también para brindar u ofertar en restaurants.. 

Por lo general, los sazones criollos caseros llevan ají gustoso, ajo, bija, orégano y verduritas y constan con alguna base ácida, como: jugo de limón, agrio de naranja o vinagre”, 

La comida criolla a base de sazones caseros, es cuestión de aromas y sabores, solo hay que caminar por unas de nuestras calles, para darse cuenta, como sale el olor, de unos de los hogares, cuando se está preparando una comida saludable, a base a sazones criollos y para decirles adiós a Doña Gallina. 

Debemos promover y ofertar las culinarias de las abuelas, como expresión de nuestra gastronomía local, distinguirla como una marca ciudad y hacerla diferente a las demás ciudades del país y el Caribe. 

Puerto Plata, como ciudad es única, ya que consta con un ADN, en su gastronomía, constituido por elementos culinarios procedentes de raíces culturales, aborigen, española, africana y pirata, aprovechemos esa herencia cultural gastronómica, para hacer de la ciudad un verdadero atractivo turístico y cultural de nuestra culinaria. 

Por Juan Payero Brisso.


No hay comentarios