Breaking News

Ira y violencia de Danilo Medina contra verdes de Santiago



El campamento verde de Santiago ha sido atacado dos días consecutivos por militares y policías cumpliendo órdenes del gobierno de Danilo Medina y el PLD.
.
El pasado martes a pocos minutos de ser instalado en el área del Monumento a los Héroes la Restauración, los militares se presentaron al lugar fusiles en manos, de manera violenta y sin mediar palabras golpearon a varias activistas, echaron abajo la casa de campaña y se comportaron como verdaderos trogloditas, en una acción represiva que recuerda los doce años (1966-1978) de la era balaguerista. 

Los manifestantes se mantuvieron en pie de lucha instalando otra vez el campamento que ayer fue atacado de nuevo por los mismos agentes esta vez bajo la excusa de una carta de la dirección del monumento alegando que los activistas ocupaban un área de su “propiedad”. El escuadrón militar cargó con sillas, equipos, mantas y demás ajuares de los activistas. 

El movimiento verde se Santiago respondió llamando a la resistencia y desafió al gobierno a demostrar que la acción de protesta está fuera de los derechos constitucionales de la ciudadanía. 

Raquel Rivera dijo que el gobierno violenta los derechos de la gente a la protesta, definió el campamento como una acción cívica y pacífica del pueblo de Santiago contra la impunidad del gobierno de Danilo Medina y el PLD. 

“La intervención de la policía fue sorpresiva, brutal y en franca violación del derecho a la libertad de expresión, de organización y a la seguridad personal, derechos consagrados en la Constitución”, expresaron los organizadores del campamento. “En esta lista falta gente, incluyendo al presidente”, seguían vociferando los verdes mientras se abruzaban con los militares utilizados por el gobierno como policía política. 

“Por qué tenemos que quitar las carpas, por qué irnos de aquí cuando no estamos alterando el orden público”, expresaron los activistas al coronel Severino, jefe de la tropa, quien respondió diciendo: “Porque yo lo digo, porque yo soy la ley”, mientras los verdes exclamaban:
“De aquí no nos saca nadie”. 

De acuerdo con Domingo de la Cruz, vocero del movimiento, la decisión de los verdes es mantenerse en el lugar a pesar de la violencia del gobierno y anunció que el campamento permanecerá sin importar las consecuencias. 

“Estamos ante una institucionalidad podrida, donde los mafiosos que gobiernan operan en la ilegalidad pretendiendo que la ciudadanía se mantenga pasiva”, indicó. 

El campamento verde de Santiago cuenta con el apoyo de diversos movimientos sociales y ciudadanos, partidos políticos de izquierda, así como de profesionales y personalidades históricas como Ramón de Luna que ayer se presentaron al área monumental en solidaridad con la lucha de la ciudadanía activa por el fin del régimen de la impunidad.


No hay comentarios