Breaking News

No se puede garantizar la salud de la población con un medioambiente enfermo


Hay un vínculo inquebrantable entre los desafíos ambientales y los desafíos económicos y sociales de la Agenda2030 de Desarrollo Sostenible: lograr soluciones que permitan ganar en ambos frentes debe ser nuestra meta, señaló hoy el Representante Regional de la FAO, Julio Berdegué, en el Foro de los países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible. 

“Uno suele escuchar que la Agenda 2030 tiene algunos objetivos ambientales: el 6, el 7, el 13. Pero toda la Agenda2030 es una agenda ambiental: no podemos garantizar la salud de la población con un medioambiente enfermo; con ciudades contaminadas. No podemos avanzar en industrialización sin internalizar las consideraciones ambientales”, explicó Berdegué. 

“La tarea es pasar de un estatus quo en el cual los ODS socioeconómicos y ambientales chocan entre sí con demasiada frecuencia, a uno en que su vinculación se transforma en el motor del desarrollo sostenible”, dijo Julio Berdegué. 

Esto requiere instituciones renovadas que expresen un pacto entre el crecimiento económico, la inclusión social y la sostenibilidad ambiental, explicó Berdegué durante el Foro. 

Vínculos de la Agenda 2030 con la vida rural y el desarrollo agrícola 

Berdegué dio una serie de ejemplos en su discurso sobre los múltiples vínculos de la Agenda 2030 con las zonas rurales y la agricultura de América Latina y el Caribe. 

En el Objetivo de Desarrollo Sostenible 6 – agua limpia y saneamiento –, por ejemplo requiere una transformación muy profunda de nuestra agricultura, puesto que a nivel global la agricultura consume el 70 % del agua dulce. 

El ODS 7 – energía asequible y no contaminante – requiere importantes inversiones –muchas de ellas privadas- en las zonas rurales, pero muchos proyectos en la actualidad se topan con resistencia de comunidades que se sienten pasadas a llevar. 

“¿Y por qué no habría de ser así, si dichas inversiones van a instalarse en un medio rural en el cual el 47% de la población rural de América Latina y el Caribe es pobre y 29% vive bajo la línea de la indigencia? No es posible avanzar en el ODS 7 sin avanzar en fuertemente en la reducción de la pobreza rural, es decir en el ODS1”, explicó Berdegué. 

Según Berdegué, el mayor enemigo del logro del algunos ODS, como el 7 y el 9 (industria, innovación e infraestructura) es la falta de avance en el ODS 1: la pobreza. 

“Es un doble jaque mate: sin avanzar en reducción de pobreza, no podemos avanzar en otros ODS, y sin avanzar en ODS como el 7 y el 9, no podemos avanzar en el 1”, dijo Berdegué. 

Precariedad de las instituciones regionales 

Una de las razones principales por las cuales no se pueden alcanzar soluciones ganadoras que permitan impulsar el desarrollo económico y social sin impactos ambientales, es la precariedad de las instituciones de la región y grandes fallas institucionales asentadas en la desigualdad, señaló Berdegué. 

“Esta es una causa muy importante que dificulta el avance en la agenda 2030. Particularmente en las dimensiones ligadas al medioambiente. Porque las fallas institucionales están asentadas en profundas desigualdades, económicas, de poder, de representatividad”, dijo el Representante de la FAO. 

La dificultad de articular la dimensión ambiental con la económica y la social es lo que explica que el medioambiente suela ser considerado, en palabra de Berdegué, “el pato feo de la boda”.

No hay comentarios