Breaking News

Los diez mandamientos del político corrupto

1. No tendrás amigos, sino aliados . Tú única lealtad será al dinero. Verás a las personas como objetos desechables.

2. No tendrás integridad. Tu divisa en cada situación será decir lo que conviene en el momento adecuado. Creerás siempre que en política lo que vale es el pragmatismo, no la ética.

3. Justificarás tu deshonestidad bajo la premisa de que en este país todo el mundo roba. Tu lema será: ´´Si no robo yo, robarán otros, de manera que debo aprovechar mi oportunidad mientras dure´´. 

4. Intentarás comprar a quien se venda. Ese será otro de tus lemas: ´´ Todo el mundo tiene un precio´´ Aunque esto no sea verdad, tú lo sostendrás como uno de tus principios capitales.

5. No verás la política como un asunto de ética, sino de oportunidad. Te convencerás de que la ética es para los pendejos.

6. Pagarás a plumíferos que exaltarán tu imagen en los medios de comunicación. Ya lo sabes: en un país donde la gente cree todo lo que ve en la televisión o escucha en la radio, es necesario controlar la prensa.

7. Durante las campañas políticas, saldrás de la comodidad de tu oficina, del confort del aire acondicionado de tus jeepetas, adquiridas con el dinero del pueblo y, desplegando todas tus dotes de actor consumado, abrazarás a ancianos y niños (a quienes en el fondo, desprecias); estrecharás las manos de extraños en las calles, quienes se sentirán intoxicados por la aureola de poder que emanará de tu persona. Te quitarás el caro traje de saco y corbata y lo sustituirás momentáneamente por una camisa sencilla y te pondrás una gorra para hacerte pasar por un miembro más del pueblo. 

8. Harás amarres con quien sea para llegar al poder. Después de todo, de eso se trata, de llegar al poder a como dé lugar, nunca de hacer lo moral y éticamente correcto.

9. Utilizarás el miedo como una emoción efectiva para tus propósitos perversos. Por eso, en momentos de crisis y de alta insatisfacción popular, o cuando se critiquen tus infectivas políticas públicas activarás a tu legión de plumíferos pagados para que activen todo el arsenal de sus medios electrónicos con el propósito de crear un demonio o un enemigo que distraiga a la gente para no hacerla pensar en los temas sustanciales del país. Ahora mismo ese enemigo es un supuesto brote de difteria que nos amenaza. Todos los otros temas han sido relegados y hay que temer a ese demonio. 

10. Llegarás al poder a través de compra de votos, acuerdos a puerta cerrada, truchimanerías de toda índole, constante bombardeo de la grandeza de tu gestión en los medios de comunicación por ti pagados, y una vez reelegido de nuevo, te alejarás de la prensa, no participarás en debates, ni darás la cara. Desde luego, hasta la próxima campaña.

Por: Felipe Kemp

No hay comentarios