Breaking News

Israel quiere hacernos creer otra cosa. Pero es importante no engañarnos



Dedico este trabajo a tratar de explicar que en Siria no hay motivo para estar hablando de ningún éxito, que no comparto la banalización de la situación en términos de “componenda” pura y simple, que tampoco comparto ni uso algunas premisas y condicionantes empleados para referirse a la situación. 

No puedo aceptar que se hable de un ataque americano para “destruir las instalaciones donde Siria almacena y fabrica armas químicas” dando por un hecho lo que no ha sido demostrado. En Siria no hay ni lo uno ni lo otro. En septiembre 14 de 2013 Siria entró en un acuerdo de verificación, supervisión y eliminación de armas químicas y facilidades de fabricación de estas. 

El calendario acordado de la Chemichal Weapons Convention estipulaba la fecha de terminación, se emparaba en una resolución de la ONU la número 2018 y fue debidamente verificado por los países signatarios incluyendo EEUU en cuyos barcos se destruyeron y finalmente por la ONU-OPCW (oficina para la prohibición de armas químicas). 

¿Por que sucedió todo eso? En agosto 2013 se denunció un ataque con armas químicas en Ghoutta y ante la amenaza de bombardeos en masa contra Siria, el gobierno, con la mediación de Rusia, acordó someterse a inspección, verificación y eliminación la cual terminó en agosto de 2014 y no en febrero como se había programado. Hasta prueba en contrario en Siria no hay ni se fabrican armas químicas y estoy hablando de datos, acuerdos, tratados internacionales, comisiones, informes y documentación todos los cuales están disponibles en internet. 

Ahora bien, ¿por qué insistir en acusar a Siria y por qué lanzar 120 misiles? 

Estados Unidos e Israel no pueden admitir que el bombardeo, las sanciones económicas, el acoso y otras medidas sehan tomado para frenar el avance de las tropas del Ejercito Arabe Sirio y evitar la derrota del ISIS y otros grupos terroristas. 

DOS RESULTADOS 

El triunfo sirio conduce a dos resultados indeseables: uno la reunificación del país que Israel lucha por evitar y otro, la presencia e influencia de competidores Rusia, Irán y Hezbollah con aumento sustancial de sus capacidades respectivas. Para los Estados Unidos ese resultado no es apetecible pero tampoco le quita el sueño; a quien le ocasiona verdaderas pesadillas es a Israel y veamos por qué. 

Si yo, como autor de este artículo estoy armado con un revolver pero me enfrento a un enemigo armado con un fusil, claramente estoy en desventaja. El puede matarme o herirme incluso a mas de 300 metros de distancia ya que el alcance de su arma lo permite. Yo solamente puedo herirlo a el a menos de 100 metros por que el revolver no da mas. 

Por lo tanto, para yo tener la posibilidad de sobrevivir en esa pelea tengo que buscar la manera de acercarme a ese enemigo, de estar a menos de 100 metros de el y de hecho, mientras mas cerca logre colocarme, mejores posibilidades tengo. Bien, hay que entender esta idea para poder entender todo el lio. 

Israel tiene bombas atómicas, un ejército descomunal, todos los tanques y aviones del mundo, toda la cohetería y todos los satélites que hagan falta porque se los suplen los Estados Unidos. Además, Israel tiene científicos, técnicos y toda clase de personal con gran capacidad profesional. Pero Israel y sus jefes militaristas saben bien, demasiado bien, lo mismo que se yo. 

¿De que le sirven a Israel sus bombas atómicas y buena parte de su cohetería si sus enemigos lo obligaran a pelear en su propio territorio? ¿Van ellos a explotar una bomba nuclear? ¿Van los EEUU a bombardear Israel para tratar de aniquilar un enemigo que haya cruzado sus fronteras? 

Israel es un territorio tan pequeño que solamente tiene 20, 700 kilómetros cuadrados y los aviones, para romper la barrera del sonido, tienen que volar sobre el mar o a lo largo del país no a lo ancho por el tiempo que necesita un avión para alcanzar esa velocidad. 

Para Israel es de vida o muerte evitar que sus enemigos se hagan fuertes en ningún país fronterizo porque, si hay que pelear, habrá que hacerlo de cerca; porque solamente así se inutiliza gran parte de ese enorme arsenal que ellos tienen. Si eso lo se yo, imagínense si no lo sabrán los iraníes, Hezbollah y todos los demás. Claro que lo saben pero nadie lo dice abiertamente. 

¿Por qué es de vida o muerte para Israel? Porque ellos escogieron el camino de la guerra y el crimen contra los palestinos no el de la convivencia. Si se va a pelear en la zona, hay que pelear pegadito a los israelíes. Es la única manera de compensar la ventaja de ellos en armamento pues no podrían usar esas armas sin destruirse ellos mismos. 

Pero existe otra desventaja para Israel. Hay alrededor de 5 millones de palestinos oprimidos, despojados, puteados y hambrientos de justicia que, el día que se vaya a pelear en Israel ¿ de cuál lado van a estar? Son, una quinta columna que el día que estalle la guerra grande va a jugar un papel. Y ¿acaso Israel no lo sabe? Claro que lo saben. 

Espero que se haya entendido porque Israel es tan categórico, radical, extremista e intransigente con lo de Siria, porque tumbaron a Morsi en Egipto, porque invadieron el Líbano en 1982 y por que atizan la guerra contra Siria. Aunque Israel derrotó al ejercito sirio en 1967 y parcialmente en 1973 no está seguro de que pueda repetir la misma hazaña hoy día cuando ese ejercito sirio está fogueado en siete años de guerra y reforzado con tecnología rusa probada; contingentes de Hezbollah que enfrentaron a Israel en la guerra del 2006 e iraníes que mientras estén en Irán no son un problema para Israel pero que asentados en Siria representan exactamente lo que Israel siempre ha querido evitar. 

EL MOTOR 

Por eso he dicho, repito y demuestro una y mil veces, que el motor de la guerra fría, la corta, la larga y la caliente en esa zona se llama Israel que arrastra a los grandes debido a la enorme influencia que tiene a través de la diáspora en muchos países, pero especialmente Inglaterra y Estados Unidos. 

Finalmente, Israel es ya casi un estado paria, desacreditado por sus matanzas y sus crímenes. Israel ya no es la tierra de los judíos que sufrieron el Holocausto con la cual simpatizábamos muchos sino la tierra de los colonos abusadores que vinieron de todas partes a apropiarse de lo ajeno y a vengar contra los palestinos las humillaciones y discriminación que habían sufrido en otras partes. 

Israel quiere hacernos creer otra cosa. Pero es importante no engañarnos.



No hay comentarios