Breaking News

Incompatibilidad con el turismo



Como grave escollo para el renacer de Puerto Plata como destino turístico existe allí un atentado al ornato y a la salud que genera críticas en sectores influyentes. Se trata de un vertedero a cielo abierto en una de las entradas a la ciudad. Un desparrame de suciedad que ha persistido a pesar de que trasladarlo a otro lugar, para la aplicación de técnicas de relleno sanitario, no parecería una solución difícil ni costosa. La industria turística de la “Novia del Atlántico”, receptora de significativas y recientes inversiones privadas, está consciente, y lo pregona repetidamente, que el tremendo basural urbano impacta negativamente en propios y extraños al quedar en presencia de la acumulación de residuos.

No hay forma de entender el porqué autoridades del Estado, incluyendo por lo menos tres ministerios, y el poder municipal, se comportan con pasividad ante la degradación urbana como si no comprendieran los riesgos que encierra para la economía puertoplateña de dinámica actividad hotelera, y puerta de entrada para viajeros por vía marítima, en la que prospera además el llamado turismo inmobiliario. El vacacionista de cruceros es huidizo; siempre dispuesto a cambiar de rumbo, y que por lo general proviene de países en los que brilla la limpieza urbana. Puerto Plata está en proceso de ampliar su capacidad de recibir buques de placer y la podredumbre por desechos orgánicos no debe golpear sus sueños de progreso. 

Marginación y subempleos 

Que muchos hayan puesto a rodar chatarras de cuatro ruedas para constituirse, en medio del desorden y la permisividad, en opción maltrecha e ineficiente para el transporte de pasajeros se deriva en parte de la escasez de oportunidades para ganarse la vida de otra manera que afecta a numerosos ciudadanos poco aptos para la economía formal tal como es ahora. Hacen lo que sea para generar ingresos. El tal “concho”, para el que no se llenan requisitos, ha estado a la mano de los excluidos. 

Tratar de sustituir esa forma subdesarrollada de llevar gente de un sitio a otro por un mejor sistema dejaría sin medios de subsistencia a muchas familias, si no se incluye un plan de sustitución de una ocupación por otra o la reintegración de aquellos choferes que califiquen para un servicio de transporte verdaderamente organizado.


No hay comentarios