Breaking News

Hay que conjugar todas las instancias municipalitas en favor del desarrollo local

La Liga municipal debe jugar un rol institucional a favor de los municipios y su desarrollo integral, a través de las comunidades que le componen. 

La misión de esta institución es coordinar y fomentar un sistema municipal, que vaya en correspondencia con la reforma y modernización del Estado, que abra espacio para la participación ciudadana y contribuya al proceso de concertación, gobernabilidad e intercambios y acuerdos institucionales. 

La visión de la Liga Municipal, es ser una entidad que ocupe un liderazgo asociativo moderno, descentralizado, eficiente, transparente en el ámbito municipal. 

El mejor mandato que posee la Liga Municipal Dominicana, es cooperar con las demás instituciones municipales, a fin de que jueguen su rol en un espacio armónico de cooperación y solidaridad entre los municipios del país y otros organismos internacionales. 

En estos momentos la Liga Municipal debe coadyuvar al desarrollo local de las alcaldías, municipios y distritos, a través de un proceso de trabajo de cooperación, dando asesoría técnica, ayudando en las mejoras en los servicios, estimulando la participación ciudadana y propiciando iniciativas para el desarrollo integral de las comunidades y mejor bienestar para sus moradores. 

Las diferentes instancias municipalitas, deben coordinar sus acciones, con la Liga Municipal Dominicana, como son los casos de la Federación de Municipios, la Federación de Distritos Municipales, la Asociación de Regidores y las propias Juntas de vecinos, como elemento vinculante con la municipalidad. 

La articulación de todas estas instancias municipalitas, seria de una gran ayuda en la coordinación, cooperación, solidaridad y hermandad, entre los municipios y los distritos, a fin de brindar mejores servicios a las comunidades, en su lucha contra la pobreza y el cambio climático, que hoy se ha convertido en una real amenaza para la vida de los moradores de los diferentes municipios del país. 

Por: Payero Brisso

No hay comentarios